¿Puedes usar una chaqueta deportiva con una camisa con cuello y sin corbata?

Siéntete libre de usar una chaqueta deportiva con camisa y sin una corbata. GQ Magazine dice con autoridad que es como se supone que las camisas deben usarse con chaquetas deportivas.

Afirmación definitiva

Según GQ, una camisa representa la vestimenta casual y debería usarse con chaqueta deportiva en lugar de con un traje. Los expertos estilistas de la revista dicen que las camisas con botones no deberían ser usadas en ocasiones diseñadas como formales, como funerales, bodas y procedimientos legales.

Cuellos

Tradicionalmente, las camisas con cuello llegan hasta el cuello y las solapas son sostenidas en su lugar por botones. Como los sastres intentan seguir el ritmo de las necesidades y deseos de sus clientes, las dimensiones y características de los cuellos y los botones cambian. Según el Wall Street Journal, los fabricantes de camisas ven y crean para un mercado de camisas abotonadas que respondan a la versatilidad masculina en su apariencia.

Forma y función

Como muchos elementos de las prendas masculinas, los orígenes de las camisas abotonadas se remontan a deportes o el ejército. La familia de The Brooks Brothers recibe el crédito de haber popularizado las camisas en Estados Unidos a finales del siglo XX, después de haber observado como los aristócratas que jugaban al polo mandaban a hacer sus camisas a medida para incluir botones que evitaran que los cuellos les pegaran en la cara. Usar una camisa sin ajustar el cuello puede ser percibido como usar pantalones con el cierre abierto o zapatillas sin atar los cordones.

Puntos más elegantes

Los botones del cuello son más pequeños que los que bajan por la camisa, por razones prácticas. Algunas chaquetas deportivas tienen una silueta de cruzadas, pero estas connotan grados de formalidad que no son considerados para mantener la informalidad de la mayoría de las camisas abotonadas. Algunas de estas están diseñadas con lengüetas debajo de los cuellos para ocultar los botones.

Más galerías de fotos



Escrito por a. scott walton | Traducido por maría marcela mennucci