¿Puedes beber té verde mientras estás lactando?

El té verde es venerado por muchas personas gracias a su gran cantidad de presuntos beneficios en cuanto a la salud. Aunque es uno de los tés más saludables que puedes tomar, el té verde no es siempre la mejor opción cuando estás próxima a lactar. Es seguro tomar té verde mientras sea en pequeñas cantidades, pero existen mejores maneras de permanecer hidratada cuando estás lactando.

Líquidos y lactancia

Aunque el agua es la mejor fuente de hidratación cuando te encuentras lactando, en ocasiones es comprensible que tengas antojo de algo diferente. Al estar lleno de antioxidantes, el té verde puede verse como una alternativa saludable. El té verde puede disfrutarse tanto frío como caliente, y tiene la reputación de ofrecer grandes beneficios para la salud, como protección contra el cáncer, control de los niveles de colesterol y regulación de la digestión. Sin embargo, además de cafeína, algunos tés verdes contienen aditivos que pueden no ser seguros para las mujeres que están lactando.

Lactancia y cafeína

El té verde contiene cafeína. Incluso las versiones "descafeinadas" siguen conteniendo restos de cafeína. Generalmente, el té verde contiene mucha menos cafeína que la de una taza regular de café o té negro. De acuerdo con Kelly Bonyata, asesora de lactancia y fundadora del popular sitio de lactancia Kellymom.com, una taza de 8 onzas (236 ml) de té verde contiene de 30 a 48 mg de cafeína. Aunque esta cantidad está muy lejos de los límites de consumo de cafeína recomendados para las madres que están lactando, cualquier cantidad de cafeína en la leche que se lacta puede afectar al bebé. La fundación Nemours para la salud infantil recomienda ampliamente que la madre limite el consumo de cafeína mientras esté lactando, simplemente porque eso puede contribuir a una deshidratación y también puede afectar los patrones de sueño del bebé.

Té verde embotellado

El té verde embotellado, como el que encuentras en las tiendas de autoservicio, regularmente contiene la misma cantidad de cafeína que una taza de té caliente; sin embargo, ese té puede contener otros ingredientes además de agua con infusión de té verde, incluyendo azúcar adicional y extractos de hierbas. Antes de optar por un té verde de fábrica, lee la etiqueta sobre el contenido en la botella. No sólo te fijes en su contenido de azúcar, sino también en la lista de ingredientes para verificar si contiene hierbas o extractos adicionales que puedan ser inseguros, como ginko bilboa o ginseng. Ambos son remedios naturales comúnmente usados en las bebidas embotelladas, pero ninguno de ellos se considera seguro para las mujeres que se encuentran lactando.

Línea de cuidado

El té verde natural es seguro para las madres en período de lactancia, aunque es mejor consumirlo con moderación. Necesitarías tomar varias tazas de té al día para alcanzar los límites de cafeína permitidos, pero incluso una pequeña cantidad de cafeína puede afectar a tu bebé. Bonyata recomienda observar el comportamiento de tu bebé para determinar si has consumido mucha cafeína antes de lactar: si tu bebé está teniendo problemas para quedarse dormido o permanecer despierto y tú has estado bebiendo té, es mejor dejar de tomarlo por un tiempo. La fundación Nemours sugiere que, si no puedes dejar el té, te limites a un consumo de una o dos tazas de té al día.

Más galerías de fotos



Escrito por erica jacques | Traducido por carmen maria garcia