¿Puedes beber cerveza si tienes absceso dental?

Beber una cerveza fría podría intensificar el dolor, pero la bebida no causa daño a un absceso dental. La cerveza no ofrece beneficios para un mal diente tampoco. Si estás sufriendo de un absceso dental, la infección podría empeorar y extenderse a otras partes del cuerpo si no es tratado. Las consecuencias de ignorar un absceso dental pueden incluir desfiguración o una enfermedad que amenaza la vida. Visita a tu dentista en lugar de confiar en el alcohol para aliviar el dolor.

Abscesos

Los abscesos se forman a causa de enfermedad de las encías, alimentos en descomposición alojado entre los dientes, o los daños físicos tales como caries o se dientes rotos. Las cavidades profundas o fracturas que expongan la pulpa de un diente permiten que las bacterias consigan entrar en su interior. Si un fuerte dolor de muelas desaparece por sí solo, el nervio dentro de tu diente puede que haya muerto. Cuando la infección se disemina al hueso alrededor de los dientes, se forma un absceso que retorna el dolor. Como muere el hueso, el dolor podría aliviarse temporalmente. Los abscesos sin tratamiento pueden ampliarse y se extenderse través de tu cuello o la cara. Las bacterias de los abscesos pueden entrar al torrente sanguíneo e infectar el cerebro, el corazón o los pulmones.

Dolor

Dos cualidades de tu cerveza preferida podrían desencadenar un aumento del dolor en un absceso dental. La ligera acidez de la cerveza podría irritar el tejido ya inflamado por la infección. El flujo de cerveza fría a través de un absceso dental puede causar dolor intenso. Tu dentista comprueba la condición de un diente dirigiendo un chorro de aire frío o de agua contra tu diente. El ligero cambio en la presión como la contracción de los dientes causa dolor inmediato en un diente infectado. Las bebidas calientes o frías provocan un cambio de presión. Las bebidas calientes causan menos dolor, pero el dolor punzante característico de un absceso dental continúa incluso sin estimulación externa.

Interacción de drogas

Si tomas medicamentos para el dolor para tu problema dental, deja de beber alcohol. Hasta que tu salud vuelva a la normalidad y los medicamentos dejen tu sistema, corres el riesgo de complicaciones graves por el consumo de cualquier bebida alcohólica. Las fuertes dosis de acetaminofén o Tylenol, pueden dañar el hígado, y el consumo de alcohol aumenta el riesgo. El uso excesivo de la aspirina o el ibuprofeno puede provocar úlceras en el estómago, y el consumo de alcohol agrava el daño. Cualquiera de los tres medicamentos para el dolor podrían causar sangrado gastrointestinal si los mezclas con alcohol. Si bebes habitualmente grandes cantidades de alcohol, tanto el acetaminofén o la aspirina provocarán un estrés adicional a tu hígado ya dañado.

Tratamiento

Para aliviar temporalmente el dolor de un absceso dental, enjuaga tu boca con un vaso de agua tibia y sal en lugar de cerveza fría. Visita a tu dentista lo antes posible si observas alguno de los síntomas de un absceso dental, tales como una inflamación similar a un grano en la base del diente, fiebre y un dolor de dientes punzante espontáneo. Un mal sabor y aliento con olor desagradable también acompañan a la infección y la caries dental. Tu dentista puede recetar antibióticos para combatir la infección. Mantén el seguimiento de tus citas, incluso si el dolor se detiene sin un tratamiento de conducto o una extracción, la infección reaparecerá.

Más galerías de fotos



Escrito por james young | Traducido por nicolás altomonte