¿Puedes ayudar a tus hijos a ser más altos?

La altura máxima de tu hijo está determinada por la genética. Los niños generalmente crecen hasta aproximadamente la altura promedio de sus padres y la altura del padre del mismo sexo. También puede seguir tu patrón de crecimiento, así que si has tenido el estirón hacia finales de tu adolescencia, es posible que él también crezca alrededor de la misma época. Existen medidas que puedes adoptar para asegurarte de que alcance la altura máxima.

Crecer como hierbas

De acuerdo a "MAGIC Foundation for Children's Growth" (Fundación MAGIC del Crecimiento de los Niños), el crecimiento normal desde los 4 años de edad a la pubertad es de al menos 2 pulgadas (5 cm) por año. Las niñas generalmente crecen 2 1/2 a 4 1/2 pulgadas (6 a 11 cm) por año desde los 10 años de edad o al comienzo de la pubertad. Los niños experimentan el crecimiento alrededor de los 12 años de edad y crecen entre 3 y 5 pulgadas (7,5 a 12,5 cm) por año.

Alimentación adecuada

La nutrición adecuada es fundamental en el crecimiento pleno de los niños. Asegúrate de que ingieran los minerales, vitaminas, proteínas, carbohidratos y grasas necesarias para darle energía a sus cuerpos. Además, asegúrate de que el niño beba suficiente agua todos los días. El calcio es extremadamente importante, ya que ayuda a que los huesos crezcan más y más fuertes. De acuerdo a "National Institutes of Health" (Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos), los niños entre las edades de 1 a 3 necesitan 700 mg de calcio todos los días, entre las edades de 4 a 8 necesitan 1.000 mg y entre las edades de 9 a 18 necesitan 1.300 mg.

Descanso adecuado

El niño necesita dormir lo suficiente para que su cuerpo pueda recargarse, repararse y producir hormonas de crecimiento. Los niños más pequeños suelen dormir entre 10 a 13 horas por noche. Los niños en edad escolar y preadolescentes necesitan entre 10 y 12 horas por noche. El adolescente necesita entre 8 1/2 a 9 1/2 por noche de sueño. Sin importar cuál sea la edad de tu hijo, intenta que se acuesten a la misma hora todos los días y se levanten a la misma hora todos los días - incluso los fines de semana.

Ejercicio

Hacer la cantidad adecuada de ejercicio hace que el niño crezca y puede ayudar a combatir la obesidad. De acuerdo al "U.S. Department of Education" (Ministerio de Educación de Estados Unidos), el niño necesita al menos 60 minutos de ejercicio todos los días. Fomenta que tu niño camine a la escuela o a la tienda. Si puedes, haz que practique su deporte preferido para que pueda estar activo por las tardes o durante el fin de semana. Haz que participe en tareas activas en el hogar - como quitar las hojas y podar el césped, pasar la aspiradora o sacar a pasear al perro.

Crecimiento lento

Consulta con el pediatra si el crecimiento del niño parece haberse estancado, dado que puede haber una enfermedad subyacente. Si el niño se encuentra debajo del rango del 5 por ciento o por encima del rango del 95 por ciento para su edad, el médico querrá llevar a cabo más estudios. Algunas enfermedades crónicas o trastornos genéticos pueden impedir el crecimiento. Consulta con el médico del niño respecto de los posibles efectos adversos de los medicamentos.

Más galerías de fotos



Escrito por darlene peer | Traducido por florencia prieto