¿Puedes adelgazar la parte superior de tu cuerpo en dos semanas?

Puedes adelgazar la parte superior de tu cuerpo en dos semanas implementando el balance apropiado de consumo de calorías, nutrición y ejercicio. Enfócate en ejercicios que trabajen tu tórax, porque puedes adelgazar tu cuerpo fortaleciendo y tonificando los músculos de esa área. Aunque no puedes reducir grasa de manera localizada, sí puedes trabajar los músculos de tu tórax para proporcionar la fuerza necesaria para reducir ese bulto en tu sección media. Estos ejercicios no tienen que ser extremos o extenuantes (solo realiza de dos a tres ejercicios en días alternados por dos semanas y podrás lograr resultados notables).

Crea un déficit calórico


Contar calorías es vital para una pérdida efectiva de peso.

Cuando estés tratando de perder peso, el objetivo principal deberá ser el hacer que tu cuerpo entre en un estado de déficit calórico, uno en el que quemes más calorías de las que consumes. Reduce tu consumo calórico en 500 calorías al día. Ya que 3.500 calorías equivalen a una libra de peso corporal, podrás perder 2 libras en el transcurso de dos semanas. De acuerdo con los Centers for Disease Control and Prevention, una tasa segura de pérdida de peso es de 1 a 2 libras por semana. El reducir tu consumo calórico en 500 calorías menos al día te mantendrá en una zona segura mientras que te permite lograr tu meta, que es la de tener una figura más delgada.

Realiza entrenamiento cardiovascular


El perder de 1 a 2 libras logrará un impacto visible en tu figura.

Otra manera de hacer que tu cuerpo entre en un estado de déficit calórico es incrementar la cantidad de calorías que quemas en un día. El entrenamiento cardiovascular realizado por una cantidad de tiempo de tan solo 20 a 30 minutos al día tiene el potencial de quemar de 250 a 300 calorías adicionales al día. Es importante permanecer en la zona segura de 1 a 2 libras de pérdida máxima de peso por semana, así que usa entrenamiento cardiovascular y reducción en tu consumo de calorías equivalente a 500 calorías al día.

Cambia tus hábitos alimenticios

Al recortar tu consumo de calorías, no evites los nutrientes vitales de tu dieta. Consume alimentos que sean bajos en calorías pero altos en densidad nutricional, como vegetales crucíferos, nueces, fruta fresca y pescado. Evita los alimentos poco saludables que tienen alta densidad calórica como pan blanco, refrescos, repostería y galletas. Incrementa la frecuencia en la que comes y reduce el tamaño de tus porciones, lo que disminuirá la tentación de comer de más. Cuando comes, consumes calorías para crear el combustible que permite que tu cuerpo realice sus funciones normales. Todo lo que no utilices como combustible, tu cuerpo lo almacenará como grasa. El comer más frecuentemente te permitirá controlar tu apetito e incrementar tu metabolismo (ayudándote a quemar más calorías).

Trabaja tu tórax


El entrenamiento de tórax te conseguirá una cintura más delgada.

El entrenamiento de tórax te permite enfocarte en ciertos grupos musculares, especialmente en tus músculos abdominales y oblicuos, con la intención de soportar adecuadamente tu tracto intestinal. Realiza abdominales acostada sobre tu espalda, con tus hombros bien apoyados sobre el suelo y tus rodillas ligeramente elevadas. Sin levantar tu torso completamente del suelo, mueve tus hombros hacia tus rodillas, contrayendo tus músculos abdominales. Mientras estás todavía acostada sobre tu espalda, coloca tus brazos bien planos a tus costados y haz elevaciones de piernas levantando tus piernas y manteniéndolas derechas hasta que alcances un ángulo de 90 grados. Gira en posición postrada para hacer una plancha. Presiona tus codos contra el suelo para elevar tu cuerpo completo formando una línea recta. Las únicas partes de tu cuerpo que deberán estar tocando el suelo son tus codos y los dedos de tus pies.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. rick wallace | Traducido por reyes valdes