La psicología detrás de la anorexia nerviosa en adolescentes

La presión sobre los adolescentes para estar delgadas viene de todos lados --revistas, películas, los chicos y otras chicas. Pero la anorexia nerviosa, la enfermedad mental que se caracteriza por inanición autoimpuesta, también afecta a los adolescentes varones. De acuerdo con la Academia Americana de Psiquiatría Infantil y del Adolescente, las características psicológicas que predisponen a un adolescente de cualquier sexo a un trastorno de la alimentación incluyen el perfeccionismo y la baja auto-estima.

Psicología de la anorexia

El principal síntoma de la anorexia nerviosa en los adolescentes es un rechazo a mantener el peso corporal mínimo adecuado para su estatura. Sin embargo, solo porque tu hijo aún no está demacrado no significa que no sufra de trastornos de la alimentación. Una persona que tiene anorexia a menudo ve su cuerpo de manera muy diferente a como lo hacen los demás, creyendo que hay grasa donde no la hay. Otras enfermedades psiquiátricas que podrían coexistir con la anorexia incluyen el trastorno obsesivo-compulsivo, los trastornos de ansiedad y de personalidad y la depresión.

Causas de los trastornos alimentarios

Los trastornos alimentarios provienen de una combinación de predisposición genética y del medio ambiente. De acuerdo con el centro medio de la Universidad de Maryland, hay otras enfermedades psiquiátricas que se presentan con frecuencia en los pacientes que tienen anorexia, sobre todo emocionales y trastornos de la personalidad. Un niño con rasgos obsesivo-compulsivos, que siempre ha sido perfeccionista es un candidato ideal para desarrollar un trastorno de la alimentación si también están presentes las presiones culturales y familiares para estar delgado. Los medios de comunicación también juegan un papel, los medios de comunicación recuerdan constantemente a las niñas a través de televisión, películas, sitios web y revistas de celebridades que la mayoría de las mujeres a las que otros consideran hermosas son delgadas.

Presión de los amigos

No es ningún secreto que las niñas se comparan entre sí constantemente. Las niñas que participan en deportes, danza, o viven en ambientes totalmente para mujeres, como los internados, ven el cuerpo de las otras con frecuencia, lo que puede aumentar sus inseguridades acerca de si mismas. La crítica de los compañeros, los intereses sobre todo románticos, también pueden preceder a los trastornos alimentarios. Un niño que intimidado por su peso empieza a hacer dieta, y los comentarios positivos que recibe de sus compañeros cuando pierde peso puede alimentar el deseo de perder más. Las niñas que tienen trastornos de la alimentación pueden competir entre sí o se unen para ser "amigas de dieta", los que se hace más fácilmente por los sitios web pro-anorexia, también conocidos como sitios "pro-ana" o "thinspo" (abreviatura de "thinspiration"). La capacidad de ponerse en contacto con alguien con quien pueda hacer dieta siempre está al alcance de los adolescentes.

Abuso sexual

De acuerdo con un estudio realizado por la unidad de trastornos alimentarios del Hospital Florida de Altamonte, una historia de abuso sexual puede ser un factor que contribuye a los trastornos alimentarios. Los investigadores encontraron que la mitad de los pacientes que tratan por anorexia y bulimia habían sido abusados sexualmente, mientras que sólo el 28 por ciento de una población de control sana había sido abusada. Aunque esto no significa que toda persona que tiene anorexia es una sobreviviente del abuso sexual o que cada sobreviviente de abuso sexual desarrollará anorexia, debes discutir este tema con un niño anoréxico. La anorexia puede ser un intento de evitar la madurez sexual, sin embargo, el mismo estudio encontró que los pacientes tratados con sus historias de abuso sexual, sus síntomas y su necesidad de autocastigo disminuyeron.

Más galerías de fotos



Escrito por s.r. becker | Traducido por katherine bastidas