Pruebas de sangre en ayunas y café negro

Los adictos a la cafeína deben prestar especial atención a las órdenes de sus médicos para los análisis de sangre necesarios para el control y el diagnóstico de salud de rutina. Dependiendo del tipo de análisis de sangre, los protocolos típicos de laboratorio pueden alterar tu rutina de cafetería con restricciones dietéticas temporales. Tu médico puede solicitar una muestra de sangre que requiera ayuno previo para un análisis preciso. En la mayoría de los casos, tendrás que suspender tu indulgencia en la comida, café, té, bebidas energéticas y otras bebidas durante varias horas con el fin de producir una muestra de sangre viable.

Pruebas en ayunas

Las pruebas en ayunas comunes evalúan los niveles sanguíneos de glucosa, triglicéridos, colesterol HDL y LDL, y la proteína C-reactiva para medir la diabetes y los riesgos y condiciones cardiovasculares. Si tu proveedor de atención médica agrega pruebas que no requieren ayunas, como el recuento de células rojas de la sangre o pruebas de función renal a un perfil de sangre en ayunas, de todas maneras tendrás que ayunar. Esto significa ir sin comida ni bebida que no sea agua durante un cierto período de tiempo.

Efectos del café negro

Puedes pensar que una bebida elaborada con agua como el café negro no te producirá daño, pero sí lo harán la cafeína y otros compuestos orgánicos en los granos de café que infunden el agua. Estas sustancias pueden cambiar la química de tu sangre o alterar las funciones corporales y por lo tanto, poner en peligro la objetividad de tu análisis de la muestra de sangre. La Food and Drug Administration informa que la cafeína permanece en el sistema durante un máximo de seis horas estimulando a tu estómago a secretar grandes cantidades de ácido y a los riñones a excretar más agua. Esto provoca un desequilibrio del pH y fluidos corporales que pueden afectar el resultado de tu prueba de sangre. Incluso el café descafeinado contiene algunos compuestos de cafeína y otros que pueden echar a perder su muestra de sangre.

Instrucciones para el ayuno

El ayuno sólo con agua implica no comer ni beber nada más que agua, por lo general de ocho a 12 horas antes de la extracción de sangre. Tu médico te hará saber si debes estar en ayunas y cuanto tiempo o va a pedirte que te comuniques al laboratorio de análisis para obtener instrucciones explícitas. A menos que se te de una excepción, no debes comer nada durante este tiempo o tomar un café caliente o helado negro o té, soda, jugo o cualquier líquido, salvo agua.

Consejos para el éxito

Ten en cuenta tu día programado o tiempo en que realices una prueba de sangre y elige una hora de inicio para el ayuno, basándote en las instrucciones de tu médico. Come una cena nutritiva como de costumbre antes de la hora de cierre para garantizar la glucosa en sangre adecuada para la energía, mientras ayunas. Si la dependencia de cafeína amenaza tu fuerza de voluntad, prepara un termo de café la noche anterior al examen o planea visitar un café cercano después de la cita.

Más galerías de fotos



Escrito por nancy clarke | Traducido por juan ignacio ceviño