Pruebas de esfuerzo para niños

Con el niño promedio pasando de 7 a 1/2 horas frente a una pantalla todos los días, no es difícil ver por qué sólo uno de cada tres niños obtiene la cantidad mínima de actividad física cada día. Pocos niños reciben la cantidad recomendada de ejercicio diario de 60 minutos o más, que les ayudará a desarrollar buenos hábitos de salud en la edad adulta. Las pruebas de condición física pueden proporcionar una línea base del nivel actual físico de tu niño, para establecer metas para ellos y mostrar su progreso a lo largo de un período de tiempo. Una serie de pruebas de ejercicio para niños llamada el Desafío del Presidente, ha sido utilizada por las escuelas y por las comunidades de aquellos mayores a los 55 años. Después de la finalización de las cinco pruebas de esfuerzo, tú y tu niño tendrán una idea de donde habría que mejorar y así motivarlo a ser más saludable.

Pruebas de fuerza y resistencia

Hay dos pruebas de esfuerzo que medirán la fuerza y ​​resistencia de los niños; las curvaturas y las flexiones. Las primeras miden la fuerza y ​​resistencia de los músculos abdominales. Músculos abdominales fuertes dan una buena postura y apoyan la columna vertebral. Esta prueba se realiza acostando a tu niño sobre su espalda con los pies en el suelo y las rodillas dobladas. Las manos se cruzan en el pecho. En principio, tu hijo levantará la parte superior del cuerpo y se curvará hasta que los codos toquen las piernas. Se toma un minuto de tiempo y sólo aquellas que se completen, cuentan. Al cabo de un minuto, cuenta el número de curvaturas que puedo hacer tu niño en un minuto. Las flexiones miden la fuerza superior del cuerpo y la resistencia. Esta prueba se realiza con una barra horizontal que permita que tu niño se cuelgue. Utilizando un agarre circular, tu niño levantará su cuerpo y lo llevará hacia arriba hasta que su mentón sobrepase la barra. Contarás cada vez que complete una flexión de manera correcta y harás que regresé a su posición original.

Pruebas de agilidad y resistencia cardio

La carrera/caminata de ida y vuelta y de resistencia son pruebas de esfuerzo que miden la velocidad/agilidad, resistencia del corazón y pulmonar. Estas dos pruebas miden el tiempo con cronómetro. Como una prueba de velocidad y agilidad, la carrera de ida y vuelta se establece marcado dos líneas a 30 pies de distancia y colocando dos objetos detrás de una de las líneas. Empezando en la línea frente a los dos objetos, tu niño correrá a la otra línea. Recogiendo uno de los objetos, corre a la otra línea lo coloca en el suelo detrás de la misma. Corre de nuevo a la otra línea, recoge el objeto y lo coloca detrás de la línea con el otro objeto. Corriendo de regreso a la otra línea, detén el tiempo cuando la cruce. Para la carrera de resistencia, registra la cantidad de tiempo que le lleva correr una milla. Puede caminar si se cansa de correr, pero debe tratar de correr lo más posible.

Prueba de flexibilidad

La prueba de alcance V-sit mide la flexibilidad de los isquiotibiales y de la espalda baja. Mientras que está sentado en el suelo con las piernas en forma de V, haz que el niño se extienda y llegue lo más lejos posible. Tendrá tres intentos de práctica para esta prueba. En su cuarto alcance, haz que mantenga la posición durante tres segundos mientras que registras la distancia.

Resultados de puntuación

La puntuación de cada prueba de ejercicio se basa en el género y la edad, desde los 6 años a los 17 años. Después de completar las pruebas de esfuerzo, podrás ver si tu niño obtuvo calificaciones iguales o por encima del 85 por ciento, o por encima del percentil 50 o por debajo de éste, según la hoja de datos normativos de Desafío del Presidente, para calcular su puntuación. Discute esta información con tu niño y ofrece formas útiles para ser más activos. Únanse en familia y vean como el niña aumenta su deseo de ser más activo.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa johnson | Traducido por ana karen salgado beltrán