Pruebas del funcionamiento muscular

Las pruebas de funcionamiento muscular son útiles para determinar las funciones adecuadas, la fuerza y resistencia de los músculos o grupos musculares del cuerpo. A menudo realizadas en los centros médicos o clínicos, las pruebas del funcionamiento de los músculos son generalmente hechas en pacientes o individuos que han experimentado una lesión muscular con el fin de determinar sus niveles de discapacidad.

Definición

Las pruebas de funcionamiento muscular pueden determinar tu alcance de movimiento o grado de incidencia y determinar las intervenciones adecuadas y apropiadas como terapia física u ocupacional. Dichas pruebas también pueden diagnosticar si se requieren dispositivos de soporte para la fuerza y apoyo óptimos. Las pruebas musculares pueden medir el grado de pérdida de la función muscular, fuerza y movilidad para los individuos diagnosticados con una enfermedad neuromuscular como Parkinson o esclerosis múltiple.

Pruebas de funcionamiento muscular

Las pruebas de funcionamiento muscular miden y valoran tu habilidad para involucrarte y realizar actividades requeridas en las actividades de la vida diaria como caminar, flexionar, agacharse, o sostener y levantar objetos de varios tamaños y pesos. Las pruebas de funcionamiento muscular toman a consideración tu habilidad para el equilibrio, cargar peso, subir escaleras, caminar, abalanzarte y saltar o brincar de un punto a otro.

Prueba muscular manual

La prueba muscular manual involucra un alcance de actividad de movimiento y resistencia. Pueden pedirte hacer círculos con tu brazo en la articulación del hombro mientras que un fisioterapeuta o cuidador aplica ligera resistencia a tus esfuerzos, o puedes realizar varias acciones de movimiento con una pesa ligera o banda de resistencia. El peso o tensión puede aumentar gradualmente para determinar límites. Estas pruebas se hacen de forma bilateral, como usar ambos brazos y piernas para ganar una medida precisa de fuerza, resistencia y estabilidad. Los grupos de músculos que pueden probarse usando este método incluyen el músculo deltoides y bíceps, los cuadríceps, el glúteo superior y medio, como también los dorsiflexores del tobillo y los extensores de la muñeca, de acuerdo al National Institute of Environmental Health Science.

Dinamómetro isocinético

El término dinamómetro isocinético es un término médico que describe las pruebas de funcionamiento muscular con una pieza de equipo que mide la fuerza o poder de una contracción muscular en grupos de músculos durante contracciones isométricas. Por ejemplo, el dispositivo puede medir los ángulos de las articulaciones y la velocidad de los grupos de músculos en la parte superior de los brazos, muslos y extremidades inferiores durante los movimientos de flexión y contracción. La prueba determina la función, fuerza y velocidad de los tendones conectando también los músculos a los huesos, así como la contracción máxima califica la fuerza obtenida encogiendo y alargando los músculos dentro de un grupo. El dinamómetro isocinético prueba la longitud, tensión, fuerza y velocidad en estos grupos de músculos.

Más galerías de fotos



Escrito por denise stern | Traducido por luisa santana