Prueba de estrés para adolescentes

Si tu adolescente sufre de estrés físico, mental o emocional, esta tensión no debería pasar inadvertida. Puedes practicarle pruebas de estrés físicas y escritas para ayudarte a tener una idea sobre cómo el estrés está afectando a tu hijo y lo que puedes hacer sobre ello.

Prueba del estrés físico

Si un adolescente se queja de dolor en su pecho, quien lo tenga a su cuidado podría hacerle una serie de preguntas y posiblemente mandarle hacer análisis adicionales. Si el dolor torácico está acompañado de dolores de cabeza o mareos, esto debe ser motivo de preocupación. Otro foco de alerta es el dolor en el pecho durante un esfuerzo físico. La American Academy of Pediatrics afirma que, la mayoría de las veces, el dolor torácico de un adolescente se debe a "ansiedad, demasiada cafeína, asma, problemas musculares o costocondritis".

¿Qué incluye una prueba física del estrés?

Una prueba del estrés físico puede incluir uno o más de los elementos de la siguiente lista: examen físico, análisis de sangre, varias tomas de la presión arterial, pruebas de laboratorio y electrocardiograma. Tu médico también puede recomendar una prueba del estrés durante el ejercicio, también conocido como ejercicio ECG, estrés ECG, o el ejercicio de caminadora EKG. En este tipo de prueba de estrés, tu adolescente se ejercitará sobre una caminadora o pedaleará en una bicicleta estacionaria, mientras se mide la actividad eléctrica de su corazón y se toman lecturas de su presión arterial.

Estrés en la vida del adolescente

La adolescencia puede ser bastante estresante física, mental y emocionalmente. Los padres, los hermanos, una vida familiar disfuncional, asuntos financieros, académicos, deportivos, la presión de los demás y pensamientos sobre el futuro pueden contribuir al nivel de estrés de tu hijo. Aunque cada persona maneja el estrés de forma diferente, el estrés prolongado puede afectar la vida familiar y escolar de tu hijo.

Pruebas de estrés de vida

Tu hijo puede hacer una prueba escrita que evalúe su estrés actual, así como su estrés general. Algunas pruebas le pedirán a tu hijo que evalúe su actitud hacia ciertas circunstancias de la vida, generalmente valorándolas entre 1 y 4, donde 1 significa "rara vez" y 4, "siempre". Los puntajes son contados y se asignan rangos para diferentes niveles de estrés. Existe otro tipo de prueba que pregunta sobre los acontecimientos de la vida. Esas pruebas ofrecen diferentes escenarios y tu hijo les pone una palomita si las experimentó en el último año. Cada evento tiene un puntaje para describir qué tan estresante fue esa experiencia. Las puntuaciones se suman para dar una idea de cuán estresante ha sido el año en general.

Cómo aliviar el estrés

Aunque no puedas deshacerte del estrés de tu hijo, puedes ayudarle a minimizarlo y mantenerlo bajo control. La American Academy of Pediatrics sugiere mantener un peso saludable, comer una dieta equilibrada, ejercicio aeróbicos 30 minutos al día, respiración profunda, meditación y mantenerlo alejado de la cafeína, las drogas y el alcohol.

Más galerías de fotos



Escrito por susan revermann | Traducido por jorge escobar