Proyectos de regreso a clases para adolescentes

El comienzo de un nuevo año escolar es un nuevo comienzo para los adolescentes. Los perezosos días de verano se han terminado, y con el comienzo del próximo nivel escolar lleva un borrón y cuenta nueva para que los estudiantes logren lo mejor. Dale a los adolescentes un buen comienzo con proyectos de regreso a clases que los hará organizarse y enfocarse mientras que también se promueve la creatividad y originalidad.

Proyectos manuales para los útiles escolares

Carpetas, cuadernos, marcadores y cubiertas para libros son los útiles escolares básicos en todos los niveles y áreas de contenido. Alienta a tu adolescente a desarrollar su originalidad y crear útiles escolares personalizados y originales antes de que comiencen las clases. Haz que tu hijo corte fotografías y palabras de las revistas y dale instrucciones para que las pegue, estilo collage, en la parte frontal de una carpeta o cuaderno. Sella el collage con una hoja de papel contacto en la parte frontal del cuaderno o carpeta. Crea un marcador personalizado laminando una pieza rectangular de cartulina con un dibujo de tu hijo o un poema en él. Añade una original obra de arte para cubrir los libros con un poco de pintura para telas. Estas manualidades promueven la creatividad y celebran la originalidad mientras que también ayudan a tu adolescente a organizarse para el año que viene.

Calendarios

Con el comienzo de un nuevo año viene un nuevo programa, ya sea para deportes, actividades del club, clases optativas o un trabajo después de la escuela. Alienta a tu hijo a que se mantenga al tanto de sus obligaciones y citas con un proyecto manual de un calendario. La complejidad de un calendario varía de acuerdo con las habilidades de tu adolescente. Puede ser tan simple como llenar los días en un calendario impreso con diversas actividades, o hacer iconos caseros con papel cartulina y bandas magnéticas para adherir a un calendario magnético.

Gráficos de comida

Un desayuno y un refrigerio saludable son esenciales en el rendimiento académico de cada adolescente cada día escolar. Las mañanas son lo suficientemente agitadas sin el desafío adicional de qué comer en el desayuno. Crea un gráfico de comida con tu adolescente antes de tiempo para eliminar el desorden antes de la escuela y evitar el desayuno empaquetado. Brinda a tu hijo una lista de opciones para el desayuno fáciles de hacer como fruta fresca, avena o cereal, y haz que semanalmente o mensualmente haga un gráfico de comida que especifique exactamente qué desayunará cada día. Asegúrate de llenar el refrigerador y los gabinetes con todo lo que él necesite, y anímalo a preparar su propio desayuno de acuerdo con el gráfico cada mañana. Haz lo mismo con los refrigerios si tu hijo lleva un refrigerio a la escuela.

Proyectos para afinar sus habilidades

Los días gloriosos de verano parecen borrar de la mente de los jóvenes el conocimiento aprendido en el año escolar anterior. Alienta a los adolescentes a afinar sus habilidades en la preparación para el próximo año con proyectos académicos que promuevan las habilidades matemáticas, de lectura y de pensamiento. Embárcate a un proyecto casero que requiera que los adolescentes sigan instrucciones escritas y midan, piensen y realicen otros cálculos. Organiza una reunión familiar de lectura una vez a la semana durante el verano, y anima a tu hijo a dar puntos de discusión, un esbozo o una presentación de diapositivas que resuma los temas del libro o los mensajes. Experimentos científicos sencillos pueden llevar a tu adolescente de regreso al modo escolar, e involucrarlos en un aprendizaje significativo y activo a través de un desafiante, pero agradable proyecto en casa.

Más galerías de fotos



Escrito por debra pachucki | Traducido por karly silva