Proyectos de iglesia para grupos adolescentes

Los adolescentes estadounidenses creen que la iglesia debe asistir a las personas con problemas del mundo real, de acuerdo con un estudio publicado en 2011 por el Barna Group, una asociación sin fines de lucro y no partidista que estudia las prácticas de la fe y la espiritualidad de los estadounidenses. El Barna Group indica que los adolescentes de hoy en día desean una fe que conecte con los problemas del mundo real. Considerando esto, los adolescentes buscan hacer una diferencia real en el mundo que les rodea, y los proyectos de la iglesia son un punto de partida ideal para los jóvenes que buscan ser eficaces.

Servicios prácticos

Los adolescentes tienen mucha energía y, a menudo, el tiempo para ocuparse de ella. Tomando esto en cuenta, pon a tus adolescentes a trabajar en formas que hagan una notable diferencia en la iglesia y en la comunidad. Cuando los adolescentes ven el impacto directo de su trabajo, a menudo se inspiran para querer hacer más. Algunos ejemplos incluyen tareas que deben ser realizadas regularmente en torno a la iglesia: el cuidado del jardín, la dirección del tráfico del estacionamiento, pintar y otras tareas pragmáticas que las iglesias a menudo necesitan. Las tareas estacionales pueden incluir decoraciones navideñas y la limpieza de primavera. Los adolescentes deben inspirarse para proporcionar servicios similares a los feligreses y a los miembros de la comunidad a los que se les dificulta llevarlos a cabo o pagar por ellos. Los adolescentes deben ser animados para contribuir con estos servicios como parte del servicio a sus comunidades.

Despensas de alimento y de ropa

El número de personas que utilizan cupones de alimentos sigue aumentando, según los datos facilitados por el U.S. Department of Agriculture Food and Nutrition Service. Tomando esto en cuenta, las iglesias suelen implementar la repartición de despensas de alimentos y ropa para socorrer a las familias necesitadas. Los adolescentes pueden ayudar abasteciendo los estantes de almacenamiento y llevando los paquetes a los autos, cuando sea necesario. En algunos casos, los adolescentes pueden ayudar a distribuir alimentos a los hogares de los más necesitados, con la supervisión adecuada.

Programas internacionales

Muchos adolescentes se interesan en los programas internacionales que ayudan a las personas en todo el mundo. Heifer International ofrece animales de granja como gallinas, ovejas, cabras, llamas y vacas a las comunidades del tercer mundo, para poner fin a la pobreza y al hambre. Los adolescentes pueden participar en programas de recaudación de fondos desde el hogar, o viajar a ubicaciones de Heifer en los Estados Unidos para aprender sobre el hambre y la pobreza en el mundo. Pueden recaudar dinero para construir pozos de agua potable en comunidades del Tercer Mundo, a través de un grupo llamado Water.org, que ofrece lecciones para ayudar a los adolescentes y a los donantes a aprender más acerca de la necesidad del agua potable en el mundo. Además, los adolescentes pueden patrocinar a uno o más niños a través de la organización Save the Children, proporcionando fondos para la educación, la ropa y los alimentos de niños de todo el mundo. Hay un sinnúmero de programas, y estos son los más populares entre muchos grupos de iglesia en todo el país.

Refugios para gente sin hogar

Muchas comunidades tienen más aplicaciones para espacio en los refugios para gente sin hogar que camas. Los adolescentes pueden ayudar a preparar o a servir la comida a los residentes del refugio. Cada refugio cuenta con directrices para los menores de edad que desean ser voluntarios, así que asegúrate de seguir los canales adecuados cuando consideres el servicio en refugios para desamparados.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn rateliff barr | Traducido por josé antonio palafox