Proyectos de feria de ciencias para alumnos de secundaria sobre alimentos

Hacer un proyecto para la feria de ciencias es un rito de paso para muchos niños de secundaria. Es una forma divertida de involucrar a los estudiantes con el material del que están aprendiendo en el aula y es también una manera eficaz para que los profesores evalúen la comprensión de los temas que se cubren. La comida es una herramienta sencilla para incorporar en proyectos de ciencias y le permite a tu hijo demostrar una variedad de disciplinas científicas.

Descomponer

Los alimentos frescos, naturales, después de un tiempo se echan a perder. Ciertas condiciones pueden acelerar o retrasar el proceso de deterioro. Demostrar esto colocando varios tipos de alimentos en diferentes lugares permite a los estudiantes e invitados de la feria de ciencias ver dónde deben almacenarse los perecederos para mantener los alimentos frescos y sanos para comer. Tu hijo puede colocar el alimento escogido en el refrigerador, y por el contrario otro fuera y ver lo que sucede a medida que pasan varios días. Las frutas y verduras funcionan bien para este proyecto, ya que no empiezan a oler a rancio como la carne o los productos lácteos. Ayuda a tu hijo a mantener un registro de sus observaciones durante todo el proyecto, a continuación, monta sus notas junto con las muestras en su mesa de exhibición en la feria de ciencias.

Madurar

Frutas y verduras maduran a diferentes velocidades, pero las manzanas contienen gas etileno, que puede acelerar las cosas, a pesar de que todavía estará a diversas velocidades. El estudiante de secundaria tendrá que guardar notas detalladas para acompañar a su muestra de proyecto de ciencia. Elije diferentes frutas y vegetales verdes. Tendrás dos de cada uno para el experimento. Albaricoques, aguacates, calabacines, duraznos, kiwi y plátano funcionan bien. Coloca cada fruta o vegetal en su propia bolsa con cierre superior. Añade una manzana a uno de cada par y sella las bolsas. Revisa las bolsas todos los días para ver si la manzana ayuda a acelerar el proceso de maduración.

Alimentación y estado de ánimo

Con los grandes arreglos de los alimentos procesados ​​en los estantes de la tienda de comestibles, tu probablemente sabes que los aditivos, colorantes y determinados ingredientes tienen un impacto en el estado de ánimo. Con el transcurso de una o dos semanas, tu hijo de secundaria puede degustar diversos alimentos y registrar cómo se sienten. Guarda los paquetes de los alimentos para utilizarlos en la exposición de la feria. Ayúdalo a comparar cómo las frutas y verduras frescas se sienten frente a cómo se siente un brownie de una caja. Tu hijo puede probar la comida y luego monitorear la sensación de irritabilidad, la somnolencia o la energía alrededor de una hora después.

Análisis del dulce

A la mayoría de los niños les encanta un dulce para un proyecto de ciencias sobre todo el azúcar es una forma divertida de disfrutar un poco de tiempo aprendiendo sobre los alimentos edulcorantes. Para empezar, haz que tu niño escoja una receta que contenga azúcar, como pasteles o magdalenas. Prepara la receta tres veces, la primera vez usa la cantidad de azúcar de la receta, la segunda vez usa la mitad del azúcar, y la tercera vez usa un tercio del azúcar. Haz un seguimiento de cuál es cuál, tu hijo puede hacer que miembros de la familia prueben cada versión y clasificar cual es la que más les gusta sin saber nada sobre el contenido de azúcar de cada uno. Utiliza fotos y resultados de pruebas de sabor para la exposición de la feria.

Más galerías de fotos



Escrito por eliza martinez | Traducido por sandra magali chávez esqueda