Proyectos de ciencias para niños acerca de cosas que se derriten

Predecir, observar y descubrir a través de sencillos experimentos de ciencias es una forma apasionante para que los más pequeños exploren y aprendan más acerca del mundo que los rodea. Las actividades acordes a la edad que estimulan las habilidades para resolver problemas y pensar son la mejor manera de enseñarle a tus hijos conceptos científicos. Las opciones para mostrarle a tu niño cómo se derriten las sustancias son infinitas, pero la parte más importante es el descubrimiento de por qué esto sucede.

Hielo y sal

Tu pequeño científico y tú descubrirán que la sal derrite el hielo en un sencillo y divertido experimento. Toma dos bandejas de aluminio, dos cubos de hielo y un salero. Rocía un poco de sal en la parte de abajo de una de las bandejas. Coloca sobre ella un cubo de hielo y otro en la bandeja que no tiene sal. Haz que tu hijo prediga qué cubo de hielo se derretirá más rápidamente. Cada uno puede sostener una bandeja en sus manos y deslizar el cubo de hielo hacia adelante y hacia atrás inclinando la bandeja de un lado a otro. Observa que el cubo de hielo que está en la bandeja con sal se derrite más rápidamente. Luego de deslizar el cubo de hielo durante algunos minutos, detente para observar y discutir qué está sucediendo. ¿Era correcta la predicción de tu pequeño? Explícale que la sal hace que el hielo se derrita con mayor velocidad porque cambia su punto de congelación.

¡Dulce! y derretido chocolate

Convierte tu experimento de ciencias en algo delicioso derritiendo trozos de chocolate. Tu niño y tú colocarán barras de chocolate con leche en platos desechables. Lleva el chocolate al patio trasero y coloca un plato en la sombra y otro directamente al sol. Disfruten de un vaso de limonada mientras predicen qué le pasará al chocolate. ¿Hará el sol que se derrita más rápido? ¿Por qué y por qué no? Haz el proyecto más divertido añadiendo otro trozo de chocolate sobre un trozo de papel de aluminio y colócalo también al sol. ¿Acelera esto el proceso de derretimiento? Y si es así, ¿por qué? Luego de haber descubierto las respuestas a tus preguntas, no dejes que termine la diversión. Disfruta del chocolate pegajoso y crea un recuerdo imborrable.

El arte de derretir

Las ceras son una parte de la vida de todos los niños, así que, ¿por qué no utilizarlos de una manera inusual y enseñarle a tu hijo acerca del proceso de derretimiento? Toma un puñado de ceras rotas y quítales el papel. Colócalas en una bolsa plástica. Lleva la bolsa a la entrada para el auto o al porche trasero y haz que tu hijo la pise fuertemente hasta que las ceras estén rotas en pequeños pedazos. Usa una bandeja de metal o un plato desechable y coloca una roca de tamaño mediano en el centro. Haz que tu niño rocíe los trozos de cera sobre la roca y déjalo al sol. Tu pequeño disfrutará de observar cómo su obra maestra cobra vida delante de sus ojos. Al derretirse las ceras, la roca se transformará en una colorida obra de arte.

Conservar un cubo de hielo

Luego de que tu hijo haya dominado el proceso de derretir objetos, muéstrale que este proceso se puede desacelerar con un experimento práctico, sencillo e informativo. Coloca cubos de hielo en pequeños frascos de vidrio y pídele a tu pequeño que descubra una forma de conservarlos. Dale opciones permitiéndole utilizar materiales que estén en el hogar, como papel de diario, un paño o envoltorio plástico de burbujas. Haz que tu niño envuelva los frascos de vidrio en estos distintos materiales y que prediga cuál cree que desacelerará más el proceso de derretimiento del cubo de hielo. Discute cómo los materiales actúan como aislantes y compara el modo en que la textura y el grosor afectan el proceso de derretimiento. Programa el temporizador de la cocina en 10 minutos. Cuando el tiempo se acabe, revisa para ver qué material fue más eficiente para conservar el cubo de hielo.

Más galerías de fotos



Escrito por pamela harvey bates | Traducido por azul benito