Un proyecto de ciencias sobre pesos y medidas

El proyecto de ciencias de una niña sobre pesos y medidas le ayuda a explorar las mediciones no estandarizadas, las equivalencias y medidas no estandarizadas. A medida que ella practica midiendo varios artículos y leyendo varios dispositivos de medición, descubrirá la necesidad de tener pesos y medidas estandarizados para garantizar la honestidad, imparcialidad y exactitud de los datos científicos. Conforme las habilidades matemáticas de una niña maduran, ella puede aplicar sus conocimientos de medición en aplicaciones de ciencias del consumo y biología.

Medidas equivalentes

Entender las equivalencias de medición es una de las exploraciones científicas más básicas para los niños, y tiene aplicaciones prácticas. Con un juego de tazas y cucharas de medición, cartones de varios tamaños y una mesa de arena o unas reserva de agua, una joven científica en ciernes puede experimentar con cuántos cuartos se llena media taza o una taza; o cuántas cucharaditas caben en una cucharada; o cuántas pintas caben en un cuarto de galón y en un galón. Con pesos claramente etiquetados y una balanza, puede descubrir las equivalencias entre onzas y libras. Para convertir la exploración en una exhibición de feria de ciencias, puede hacer un gráfico de imagen que ilustre las equivalencias que descubra y disponer los materiales en la mesa de exhibición para que la audiencia intente hacer el experimento.

Comparación de mediciones

La medición temprana no estaba estandarizada sino basada en unidades variables como el brazo, mano o pie de una persona, según el Departamento de Alimentos y Agricultura de California en su División de Estándares de Medición. Haz que una niña mida la altura otra usando varios estándares de medición tales como popotes, manos o bloques. Ayúdala a notar que la diferencia en el tamaño de la unidad de medida causa problemas debido a su falta de uniformidad. Aprender a leer una regla o cinta métrica proporciona una unidad estándar para que la joven exploradora científica mida las alturas de amigos y familiares. Haz un cartel que muestre un gráfico de los resultados y explique la historia de la medición, los problemas con las medidas no estandarizadas y la necesidad de unidades de medida estandarizadas.

Proporciones corporales

Una de las cosas sorprendentes sobre el cuerpo humano es la relación proporcional entre sus distintas medidas en proporciones consistentes de una persona a otra. Por ejemplo, la longitud del antebrazo equivale a aproximadamente la longitud de un pie (la medida = 30.48 cm). Los niños pueden explorar este fenómeno en un proyecto de ciencias grupal donde varios niños midan y anoten la circunferencia de su cintura, cuello y muñecas; así como su altura; la distancia entre ambos brazos extendidos, el tamaño de su nariz, cara, orejas, pies y manos, la longitud de las dos primeras secciones del su dedo índice; el ancho de sus ojos y su cabeza; y la distancia entre ambos ojos y de la parte inferior de la nariz a la esquina exterior del ojo. Desafía a los niños a buscar relaciones, tales como que dos veces la circunferencia de la muñeca es igual a la circunferencia del cuello. Compara los resultados con otros niños para descubrir las proporciones uniformes de un cuerpo humano bellamente diseñado.

Ciencia de consumo

Parte del motivo para tener pesos y medidas estandarizados es para no estafar a los clientes que pagan por ellos. El Instituto Nacional de Estándares y Tecnología en Washington, D.C., junto con las normas internacionales, regula estrictamente los pesos y medidas utilizados en la compra y venta de productos en los Estados Unidos. Si la etiqueta de un paquete afirma que contiene 443,6 ml (15 onzas) de salsa de tomate, por ejemplo, el fabricante es responsable de garantizar que la lata contenga realmente 443,6 ml (15 onzas). Los niños pueden probar la integridad del etiquetado en el paquete seleccionando varias marcas de un producto, tales como cereales para el desayuno, cajas de jugo, cerveza de raíz o galletas empacadas. Lee la etiqueta y anota cuánto dicen contener en peso, número de artículos y porciones incluidas o cualquier declaración específica al producto, como la cantidad de chispas de chocolate o bombones en el producto. Pesa el producto con y sin el empaquetado. Cuenta los elementos en el interior o sácalos para medirlos según el tamaño de la porción indicada y verificar la exactitud de la etiqueta de nutrición. Cuenta o pesa el ingrediente individual para el cual el fabricante hace una afirmación específica como, "La galleta con más chocolate a la venta" y compáralo con otras marcas para determinar la veracidad de lo que se dice en la publicidad. Haz un cartel con un diagrama o gráfico para mostrar los datos y sacar una conclusión sobre cuál producto representa lo más cercano a las afirmaciones del etiquetado.

Más galerías de fotos



Escrito por tamara christine van hooser | Traducido por jorge escobar