¿Qué provoca niveles elevados de calcio en sangre en mujeres menopáusicas?

Durante la menopausia, hay una reducción en los niveles de estrógeno, lo que provoca una serie de efectos adversos que incluyen la pérdida ósea rápida. La falta de estrógeno provoca un aumento en la liberación de calcio de los huesos, una absorción reducida de calcio por parte del tracto gastrointestinal y un aumento en la excreción urinaria de calcio. En la mayoría de las mujeres menopáusicas, los niveles de calcio se mantienen normales o se reducen. En casos aislados, pueden verse incrementados debido a la disfunción de la glándula paratiroides, determinados tipos de cáncer y un consumo excesivo de suplementos de vitamina D. La mayoría de las personas no experimentan síntomas de hipercalcemia y suele no detectarse hasta que se realiza un análisis de sangre rutinario. Entre los posibles síntomas se incluye la sed excesiva, micción frecuente, constipación, debilidad muscular y cansancio.

Hiperparatiroidismo

La glándula paratiroides secreta la hormona paratiroidea, que es el regulador principal de los niveles de calcio en sangre. El hiperparatiroidismo primario es causado por un defecto en las glándulas paratiroideas que conlleva a niveles aumentados de la hormona paratiroides, que aumenta los niveles de calcio en sangre. Un estudio publicado en agosto del 2002 en la edición de "World Journal of Surgery" detalla que la incidencia de hiperparatiroidismo primario en mujeres menopáusicas es del 3,4 por ciento y un quinto de estas mujeres poseen niveles elevados de calcio en sangre.

Tipos de cáncer

El "National Cancer Institute" (Instituto Nacional de Cáncer) informa que algunos tipos de cáncer, especialmente el cáncer de pulmón y el cáncer de mama, están asociados con la hipercalcemia. Esto ocurre porque estos tipos de tumores secretan una proteína que actúa de un modo similar a la hormona paratiroides. Además, el cáncer óseo puede aumentar la tasa de ruptura ósea e incrementar los niveles de calcio en sangre.

Suplementos de vitamina D

El "Institute of Medicine" (Instituto de Medicina de Estados Unidos) recomienda un consumo de calcio de 1.200 miligramos por día y un consumo diario de entre 800 y 1.000 unidades internacionales de vitamina D. La "Office of Dietary Supplements" (Oficina de Suplementos Dietarios de Estados Unidos) indica que, en algunos casos aislados, la hipercalcemia es el resultado del consumo de calcio suplementario o dietario, pero que puede derivarse de las dosis de vitamina D que superan las 50.000 unidades internacionales por día.

Más galerías de fotos



Escrito por melissa lingohr-smith | Traducido por florencia prieto