¿Qué provoca la inflamación y los eructos?

La distensión abdominal ocasional, o inflamación, es una parte de la digestión normal, como la liberación de aire en el esófago, o los eructos. Comer demasiado rápido, el consumo de bebidas carbonatadas, el tabaquismo y la goma de mascar pueden contribuir a la ingestión de aire y al aumento de los eructos. La inflamación y los eructos excesivos por lo general son síntomas de mala digestión, falta de enzimas o una señal temprana de enfermedad digestiva o de una infección. Los síntomas de náuseas, vómito, pérdida de peso, dolor abdominal o rectal, sangrado o fiebre deben ser evaluados por un profesional de la salud.

Intolerancia a la lactosa

La lactosa es un azúcar natural en la leche de vaca y en los productos lácteos. La lactasa, enzima responsable de la digestión de la azúcar de la leche, es deficiente en muchas personas. Los de ascendencia africana o asiática pueden carecer de esta enzima, mientras que otros podrían tener deficiencia con la edad. La ingestión de leche por intolerantes a la lactosa resulta en síntomas de problemas gástricos. Muchos de los que son intolerantes a la lactosa no experimentan síntomas desagradables por consumir productos lácteos fermentados, como yogur y kéfir. Estos productos pueden mejorar mucho la digestión por la acción de los probióticos, o bacterias amistosas. Los productos de soja no contienen lactosa. La lactasa está disponible en pastillas o en forma líquida de venta libre y se puede añadir a la leche. La fórmula de bebé está disponible en variedades sin lactosa.

Deficiencia de enzimas

Se necesitan al menos dos docenas de enzimas digestivas para romper las partículas de alimentos para almacenarlas en el hígado y en los músculos. El cuerpo produce menos enzimas a medida que envejece, y sus reservas se pueden agotar por ingerir alimentos altamente procesados​​. Las enzimas digestivas se dividen en tres categorías principales: la amilasa, la proteasa y la lipasa. La amilasa descompone los carbohidratos. Se necesita la proteasa para digerir las proteínas y la lipasa actúa sobre las grasas. Según la nutricionista Phyllis Balch, autora de "Prescription for Nutritional Healing" comer carbohidratos, proteínas y grasas en la misma comida probable resultará en la producción de gases debido a que algunas enzimas digestivas inhiben las acciones de las demás. Bebe líquidos entre comidas para evitar la dilución de enzimas valiosas. Los germinados son una rica fuente de enzimas, altos en los vegetales frescos y se que desaparecen con la cocción. Los suplementos de enzimas digestivas están disponibles en tiendas naturistas.

Enfermedades

La distensión y los eructos pueden señalar la aparición de enfermedades gastrointestinales que interfieren con la estructura y la función del tracto digestivo. Las úlceras pépticas son causadas por el helicobacter pylori (H. pylori) en el estómago. El tratamiento con medicamentos es muy eficaz. La diverticulosis es la formación de bolsas en el revestimiento del intestino y se asocia con el estreñimiento crónico. La enfermedad inflamatoria intestinal es un grupo de enfermedades que causan el enrojecimiento y la inflamación en el tracto digestivo. Puede provocar obstrucciones, estreñimiento o diarrea. La distensión abdominal y los eructos también pueden ser un síntoma de enfermedad celíaca. National Institute for Diabetes, Digestive and Kidney Diseases define enfermedad celíaca como una respuesta inmune anormal al gluten, una proteína presente en el trigo, la cebada o el centeno. Los cilios, proyecciones en forma de dedo que recubren el intestino delgado, se destruyen cuando se ingiere gluten. Una dieta estricta libre de gluten es el único tratamiento para la enfermedad celíaca. La afección es genéticamente vinculada y es más común en personas de ascendencia del norte de Europa.

Más galerías de fotos



Escrito por mary earhart | Traducido por mayra cabrera