¿Qué provoca un aumento del colesterol?

El colesterol es una sustancia parecida a la grasa que se produce bien por el organismo u a través de algunos de los alimentos que se consumen. El colesterol se encuentra naturalmente solo en productos animales como la carne y los lácteos. Hay dos tipos diferentes de colesterol: lipoproteínas de baja densidad ("LDL", por sus siglas en inglés) y lipoproteínas de alta densidad ("HDL", por sus siglas en inglés). El LDL tiene efectos negativos en el cuerpo, mientras que el HDL ayuda a proteger el sistema cardiovascular. Los niveles anormales de colesterol LDL o colesterol total ponen al cuerpo en riesgo de enfermedad del corazón o un derrame cerebral.

Las grasas saturadas


Las grasas saturadas provienen principalmente de productos animales como la carne de res, cordero, mantequilla, crema, leche y queso.

Las grasas saturadas provienen principalmente de productos animales como la carne de res, cordero, mantequilla, crema, leche y queso. Pero hay productos vegetales que también contienen grasas saturadas, como manteca de cacao, aceite de coco y aceite de almendra de palma. El consumo excesivo de estos alimentos y aceites aumenta el riesgo de niveles elevados de colesterol LDL y el riesgo a desarrollar enfermedades del corazón. La American Heart Association recomienda que las grasas saturadas se limiten a un 7 por ciento del total de calorías, por lo tanto, con usando una base de 2.000 calorías, no más de 140 calorías deben provenir de grasas saturadas por día.

Grasas trans y aceites hidrogenados


Las grasas trans sintéticas provienen de alimentos como la margarina que contienen aceite parcialmente hidrogenado.

Las grasa trans se encuentran de forma natural en pequeñas cantidades, en las partes grasas de la carne y los productos lácteos. Las grasas trans sintéticas provienen de los alimentos que contienen aceites parcialmente hidrogenados, que se forma cuando se agrega hidrógeno al aceite líquido, convirtiéndolo en grasa sólida. El consumo de grasas trans tiene efectos adversos para la salud como el aumento de LDL y la disminución de los niveles de colesterol HDL. Las fuentes de grasas trans y los aceites hidrogenados incluyen la margarina, galletas, pasteles, papas fritas y rosquillas y se deben consumir en cantidades limitadas. La America Heart Association recomienda limitar estas grasas a no más del 1 por ciento del total de calorías por día.

Los números


Consulta a tu médico y haz un examen de sangre para ver tus niveles de colesterol.

No hay signos o síntomas de niveles anormales de colesterol y sólo un análisis de sangre puede determinar anormalidades. Las pruebas de colesterol deben ser tomadas durante un estado de ayuno, es decir, no de debes haber comido ni bebido durante las 12 horas previas al examen. El número óptimo para tu nivel de colesterol total debe estar por debajo de 200 miligramos por decilitro. Los niveles óptimos de colesterol LDL deben estar por debajo de 100 miligramos por decilitro, y el HDL debe ser de 40 miligramos por decilitro o más.

Mejora de los niveles de colesterol


Seleccione productos lácteos bajos en grasa, como leche descremada o al 1 por ciento.

Toma las riendas de tus niveles de colesterol mediante la elección sabia de comidas. Selecciona productos lácteos bajos en grasa, como leche descremada o al 1 por ciento y quesos bajos en grasa. Come proteína magra y sin procesar, como pechuga de pollo, pavo, pescado y tofu. Consume más granos enteros, frutas y verduras y menos dulces procesados. Reemplaza la mantequilla y margarinas con aceites ricos en grasas insaturadas, como aceites de oliva, canola y cacahuete. Por último, según los Centers for Disease Control and Prevention, hacer ejercicio regular, mantener un peso corporal saludable y abandonar el tabaco también puede ayudar a mejorar los niveles de colesterol.

Más galerías de fotos



Escrito por sondra clarkson | Traducido por mariana nonino