Protuberancias blancas después del afeitado

La mayoría de las personas que se afeitan experimenta irritación en la piel de vez en cuando. Esta irritación puede adoptar diferentes formas, pero si tu piel recién afeitada ha erupcionado en pequeños bultos blancos parecidos a granos, probablemente sufras de foliculitis, una infección común que puede afectar a personas de todas las edades. A pesar de que puede picar y ser desagradable, la foliculitis rara vez es grave y por lo general se puede tratar en casa.

Identificación

La foliculitis es una infección de los folículos pilosos, las aberturas en la piel por donde salen los vellos. Suele afectar a las zonas que has afeitado como protuberancias pequeñas, blancas y con picor llenas de pus alrededor de los folículos pilosos individuales. Estas protuberancias pueden estar teñidas con sangre o pueden abrirse y formar una costra.

Causas

La fricción al afeitarte puede dañar los folículos pilosos que luego se infectan con un hongo o una bacteria conocida como Staphylococcus, informa la Palo Alto Medical Foundation. La foliculitis también puede ocurrir cuando los pelos afeitados comienzan a crecer y curvarse de nuevo en la piel. Incluso si no te has afeitado recientemente, la foliculitis puede ser el resultado de la fricción de la ropa con la piel o el exceso de sudor.

Tratamiento

La mayoría de los casos de foliculitis por el afeitado son lo suficientemente suaves para solucionarlos por tu cuenta, sin embargo, si las protuberancias blancas son incómodas o desagradables es posible que desees acelerar tu recuperación en casa. Aplica una toalla húmeda caliente sobre la piel varias veces al día, lava el área con un jabón antibacterial o usa un ungüento antibiótico de venta libre. La crema de hidrocortisona o una loción a base de harina de avena pueden ayudarte a controlar la picazón, informa el sitio web de la Clínica Mayo.

Prevención

Si te afeitas con regularidad, la foliculitis puede ser una batalla constante para ti. Para evitar las protuberancias blancas antes de que aparezcan, usa una hoja limpia, afilada cada vez que te afeitas o intenta usar una rasuradora eléctrica. Mantén el área afeitada tan limpia como sea posible mediante un lavado regular, o usa un tónico antibacterial en la piel y evita los jacuzzis donde los altos niveles de bacterias están presentes. Si estas medidas no ayudan, considera el uso de un método alternativo para eliminar el vello en las áreas en las que normalmente sufres de foliculitis.

Advertencia

Aunque la foliculitis suele desaparecer por sí sola, en ocasiones es posible que no respondan al tratamiento o que la infección se disemine a otras partes del cuerpo. Informa a tu médico si las protuberancias no muestran mejoría después de dos o tres días de autocuidado, si tienes fiebre o si sientes calor o dolor en la zona afectada.

Más galerías de fotos



Escrito por kristen fisher | Traducido por jane laury