¿Puede la proteína de suero de leche prevenir la candidiasis?

La proteína de suero de leche, un subproducto de la producción de queso, contiene inmunoglobulinas, encimas, proteínas y lípidos importantes que proveen efectos anti-microbianos contra una variedad de patógenos. Algunos componentes de la proteína del suero de leche inhiben la candidiasis. Consulta con tu médico antes de comenzar a utilizarla para tratar tu candidiasis o cualquier otra condición médica.

GLA

La proteína de suero de leche demostró propiedades anti-bacterianas, anti-virales y anti-fungosas en un estudio publicado en la edición de julio de 2008 de la revista "Journal of Dairy Science". En este estudio, los ácidos grasos libres inhibieron la germinación de Cándida Albicans, el hongo responsable por la candidiasis. La proteína de suero de leche también inhibió el crecimiento de Aspergillus, un tipo de moho responsable de varias infecciones respiratorias. Los ácidos grasos libres anti-fungosas en la proteína incluyen ácido cáprico, lauroleico, mirístico y ácido gamma-linolénico (GLA, por sus siglas en inglés). Los investigadores resaltaron que el GLA demostraba los más potentes efectos anti-fungosos. Son necesarios estudios posteriores para confirmar estos resultados en seres humanos.

Lactoferrina

La lactoferrina, una proteína que refuerza el sistema inmunológico y se encuentra en abundancia en la proteína de suero de leche, ayuda a prevenir la candidiasis al recolectar el hierro antes de que tenga posibilidad de oxidarse, según A.S Naidu, autor de "Lactoferrina: Natual, multifuncional, anti-microbiana". Las bacterias patógenas y los hongos se alimentan de hierro oxidado, por lo que limitar los niveles del mismo en el organismo tiene un efecto decididamente anti-fungoso. Un estudio publicado en julio del 2011 en la revista "Japanese Journal of Infectious Disease" encontró que la lacoferrina incrementa la efectividad de la droga anti-fungosa fluconazol. Los investigadores concluyeron que la lactoferrina demuestra potencial para se utilizada para el tratamiento de cepas fungosas resistentes a las drogas.

Efectividad variable

Investigadores suecos encontraron efectos anti-fungosos en moléculas cortas de proteínas, conocidas como péptidos parecidos a la lactoferrina, presentes en la proteína de suero de leche, en un estudio publicado en la edición de enero del 2011 de la revista "Internacional Journal of Antimicrobial Agents". Los péptidos inhibieron algunas especies de Cándida, incluyendo la Cándida Albicans, pero no otras, en un estudio de tubo de ensayo. Los investigadores concluyeron que los efectos anti-fungosos de los péptidos muestran potencial como agentes anti-fungosos en el tratamiento de la mayoría de los tipos de Cándida. Se requieren más estudios de los efectos de la lactoferrina en seres humanos.

Ácidos grasos libres

Un estudio publicado en la edición de marzo del 2007 de la revista "FEMS Yeast Research" encontró que los ácidos grasos libres en la proteína de suero de leche inhibían la reproducción de la Cándida. Los ácidos grasos ácido láurico, mirístico, linólico y araquidónico fueron los más efectivos de aquellos probados en el estudio. Investigadores canadienses confirmaron los efectos anti-fungosos del ácido linólico contra la Candida Albicans en un estudio publicado en la edición de abril del 2011 de la revista "Eukaryotic Cell". Los investigadores concluyeron que el ácido linólico representa una fuente natural desconocida para controlar las infecciones de Cándida. Son necesarios exámenes clínicos para confirmar estos prometedores resultados preliminares.

Más galerías de fotos



Escrito por tracey roizman, d.c. | Traducido por florencia prieto