¿Puede la proteína del suero de leche producir cálculos renales?

La proteína de suero de leche se consigue generalmente en forma de polvo y se usa como suplemento al consumo diario de proteínas. Según el American College of Sports Medicine, consumir demasiadas proteínas puede tener efectos a largo plazo en la salud, incluyendo el desarrollo de cálculos renales y daño hepático. Si ya sufres daño renal o hepático, agrega proteína de suero de leche puede causar más estrés a estos órganos. Consulta siempre a tu médico antes de consumir suplementos proteicos.

Cantidades de proteína

Generalmente, consumir cantidades regulares de proteína diariamente no incrementa tu riesgo de desarrollar cálculos renales a menos que tengas un problema preexistente. Una vez que comienzas a consumir más proteínas de las que tu organismo puede manejar, esto puede convertirse en un problema. Debería intentar consumir entre un 15 y 30% de las calorías diarias en forma de proteína. Para una dieta de 2,400 calorías, esto sería entre 360 y 720 calorías. Obtener más del 30% de las calorías diarias en forma de proteína puede incrementar tu riesgo de desarrollar cálculos renales.

Cálculos renales

Los cálculos renales se producen cuando los componentes de la orina (varios minerales, ácidos y fluidos) están desequilibrados. Cuando tu orina no puede diluir los minerales en forma suficiente, estos pueden endurecerse y formar diminutas piedras o depósitos minerales. estas piedras pueden bloquear el flujo de líquidos y causar daños o infección. Cuando consumes demasiada proteína, tus riñones necesitan trabajar más y se vuelven menos eficientes en eliminar y diluir los subproductos de la degradación proteica.

Riesgos

Si ya tienes susceptibilidad a desarrollar cálculos renales, agregar más proteína en forma de suero de leche puede incrementar el riesgo de sufrir este problema. Entre los factores de riesgos se encuentran tener familiares que han sufrido de cálculos renales, ser adulto, seguir una dieta con alto contenido de sodio o azúcar y ser obeso. Si ya tienes cálculos, deberías evitar consumir proteína extra.

Consideraicones dietarias

Las dietas ricas en proteínas pueden incrementar el riesgo de sufrir de cálculos renales y esto es aún más probable si no ingieres suficiente fibra ni bebes agua suficiente. Tanto el agua como la fibra ayudan a la digestión y a degradar la proteína. Beber agua en forma insuficiente dificulta a tus riñones la eliminación de toxinas y otros subproductos proteicos. La fibra puede ayudar a tu estómago a digerir proteína y evita que tus heces sean muy duras. Las heces duras pueden producir hemorroides y fisuras anales. Intenta beber al menos 8 vasos de 8 onzas de agua por día y consumir 25 g de fibra.

Más galerías de fotos



Escrito por antonius ortega | Traducido por mariana palma