¿Qué es la proteína C-reactiva en niños?

La proteína C reactiva o CRP es una proteína producida por el hígado que se puede medir en la sangre de un niño. Los niveles de CRP aumentan cuando hay una infección o inflamación en el cuerpo, según MedlinePlus. Los resultados de las pruebas de CRP son importantes, ya que pueden permitir que el médico determine si tu hijo tiene una infección o inflamación.

Condiciones médicas

Si tu hijo ha sido sometido a cirugía, el médico puede ordenar una prueba de CRP para examinar la curación de la herida y las infecciones agudas que pueden ocurrir después de la cirugía, de acuerdo con el Dayton Children's Medical Center. Si tu hijo tiene niveles elevados de CRP varios días después de la cirugía, el médico puede sospechar una infección y ordenar otras pruebas. La prueba de CRP también se puede utilizar para evaluar a tu hijo en caso de condiciones médicas como la enfermedad intestinal inflamatoria, la tuberculosis, la neumonía, el lupus, la fiebre reumática y el cáncer, según MedlinePlus.

Efectividad del tratamiento

El médico también puede ordenar pruebas de CRP para determinar si los tratamientos prescritos para las infecciones o la inflamación están funcionando, de acuerdo con el Dayton Children's Medical Center. Si el tratamiento funciona los niveles de CRP se reducirán. Si siguen aumentando, el médico probablemente prescribirá otros tratamientos. Si tu hijo tiene infecciones frecuentes, la prueba CRP es útil en el seguimiento de las infecciones.

Limitaciones

Por desgracia, una prueba de CRP no es lo suficientemente específica para el diagnóstico de una enfermedad específica en un niño. La prueba puede indicar la presencia de una infección o inflamación, pero la prueba no muestra la causa y ubicación de la infección o inflamación. Si los resultados de la prueba CRP de tu hijo son positivos, el médico muy probablemente ordenará más pruebas para el diagnóstico y tratamiento adecuados.

Procedimiento

Para realizarse esta prueba, se envuelve una banda elástica alrededor del brazo de tu hijo para lograr que las venas de los brazos se hinchen con sangre, explica MedlinePlus. La sangre se extrae de una vena y se recoge con una jeringa. Se retira la banda elástica, el médico aplicará presión en el sitio de la punción y posteriormente colocará una venda para detener el sangrado. La muestra de sangre será procesada en un laboratorio. Es poco probable que la prueba produzca efectos secundarios adversos en el niño. Los efectos secundarios menores de la extracción de sangre para la prueba incluyen dolor y enrojecimiento en el sitio de la inyección y moretones. No se necesita ninguna preparación especial para esta prueba, mas que tu hijo lleve una camisa de manga corta.

Más galerías de fotos



Escrito por maria warren, r.n. | Traducido por mayra cabrera