Proteína en carnes frías

La carne de cualquier tipo de una de las fuentes más ricas en proteínas que puedes encontrar, e incluso en las carnes frías en rodajas finas proporcionan una buena dosis con cada porción. Apilar tu sándwich con pavo o jamón tiene un montón de beneficios potenciales, pero también es importante echar un vistazo a la imagen nutricional completa para asegurarte de que estás recibiendo un paquete saludable.

Beneficios

Las carnes frías pueden ser una opción nutricional muy saludable. ChooseMyPlate.gov informa que las carnes magras y bajas en grasa, en particular, tienen el potencial para construir, crecer y reparar los tejidos de los músculos, la piel, la sangre y el hueso. Las carnes frías magras también contienen suficiente proteína para ofrecer un mejor valor de saciedad que otros alimentos, lo que significa que es probable que te mantengan satisfecho por más tiempo y puede ser que incluso que te impulse a comer menos calorías netas.

Jamón

El jamón tiende a ser uno de las carnes frías con más grasa, así que puedes encontrar más grasas saturadas, sodio y colesterol en el por porción que en otras carnes. Siempre que sea posible, compra jamón sin magro o bajo en grasa para obtener igual cantidad de proteína en un producto más saludable. Según el USDA, 1 onza (28 g) de jamón rebanado tiene 45 calorías, 4,75 g de proteínas, 2,5 g de grasa, 1 g de carbohidratos y 0,5 g de fibra.

Pavo

El pavo es naturalmente una carne magra, así que es una opción de sándwich especialmente saludable. No contiene tanta proteína por ración como el jamón, pero tiende a ser mucho más bajo en grasa y colesterol. 1 onza (28 g) de fiambre de pavo magro contiene 25 calorías, 4,2 g de proteínas, 0,2 g de grasa, 1 g de carbohidratos y nada de fibra.

Carne de res

La carne de res no es tan magra como los cortes de aves de corral, pero es una rica fuente de proteínas y hierro. Como el jamón, tiene más grasa y colesterol total que las aves de corral. 1 onza (28 g) de fiambre de carne de res en rodajas tiene 40 calorías, 5,5 g de proteínas, 2 g de grasa, 0,2 g de carbohidratos y nada de fibra.

Pastrami

Un alimento básico del reuben, un sándwich que también cuenta con queso suizo y chucrut, el pastrami encaja con éxito con el centeno o el pan oscuro. 1 onza (28 g) tiene 40 calorías, 6 g de proteínas, 1,5 g de grasa y nada de carbohidratos ni fibra.

Salami

El salami es típicamente una mezcla de carne de vacuno y cerdo, y es a menudo aún más alta en sodio y grasa que el jamón o la carne de res. A pesar de que puede encajar en una dieta equilibrada como un gusto ocasional, es más saludable elegir los cortes magros de carne con más frecuencia. 1 onza (28 g) de salami tiene 95 calorías, 6 g de proteínas, 7,5 g de grasa y 0,5 g de carbohidratos.

Salchicha de Bolonia

Como una carne altamente procesada​​, la salchicha de Bolonia tiene una textura suave y uniforme y podría ser una combinación de carne de res y carne de cerdo, pollo o pavo finamente molidos. Una porción de 1 onza (28 g) la salchicha de Bolonia tiene 85 calorías, 3 g de proteínas, 7,5 g de grasa y 1,5 g de carbohidratos.

Consideraciones

El contenido de proteína es sólo una parte de la ecuación nutricional para las carnes frías y todos los demás alimentos. Aunque no todas las carnes frías procesadas son no saludables, muchas son muy altas en sodio, e incluso podrían contener aditivos que pueden ser cancerígenos, según "Best Health Magazine". Debido al alto contenido de sodio de las carnes frías y la relación entre el alto consumo de sodio y la presión arterial alta, la University of Wisconsin Hospitals and Clinics Authority recomienda evitar todas las carnes curadas, saladas o ahumadas.

Más galerías de fotos



Escrito por carly schuna | Traducido por roberto garcia de quevedo