Cómo proteger tu tobillo en fútbol

El fútbol jugado de manera correcta convierte tu pierna de pateo en un instrumento parecido a un palo de golf o a un bate de béisbol. Durante la flexión y la extensión de tu cadera y tus rodillas cuando realizas un tiro potente y veloz, el tobillo necesita estar muy bien protegido. Puedes perfeccionar esta táctica esencial para todos los jugadores y aplicarla en distintas situaciones además de realizar tiros.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Taza de plástico
  • 2 conos

Instrucciones

    Cómo proteger tu tobillo en fútbol

  1. Párate sobre una pierna. Levanta ligeramente tu muslo para que tu dedo apunte lo más lejos posible y tu pie esté cerca en línea recta de la parte baja de tu pierna. En especial, contrae tus músculos de la pantorrilla para lograr esta posición en el pie. Mueve tu pierna y flexiona y extiende tus rodillas para que tengas una idea de cómo mover tu pierna manteniendo el pie inmóvil.

  2. Pon un balón de fútbol en un tee hecho con una taza de papel con la parte inferior cortada. Practica tiros con el empeine, lo mejor es revisar la protección en tu tobillo. Colócate a tres pasos de distancia del balón a un ángulo de 45 grados y patea el balón en el centro. Endurece de manera intencional tu tobillo antes de hacer contacto con el balón. Deja que tu dedo roce el pasto usando una altura extra en el tee para darte confianza al momento de mantener tu tobillo rígido. Observa si el balón viaja por lo menos a 20 yardas y si hace contacto con el césped con un sonido impresionantemente aturdidor.

  3. Revisa constantemente tu tobillo protegido con el entrenador en caso de que al tiro le falta potencia. El entrenador no debe mover tu tobillo. Mete tus dedos en la suela de tus tacos para aumentar más la estabilidad de tu articulación, si se necesita; tu meta es eliminar cualquier titubeo.

  4. Practica tu carrera para trabajar en la protección de tus tobillos. Pon un par de conos a 2 y 10 yardas de distancia de tu objetivo como una mesa recargada sobre su costado. Recorre los conos, pon el balón frente a ti y patéalo para golpear el objetivo. Si el balón sale alto, trabaja más duro para proteger tu tobillo y el balón se desplace de forma más horizontal.

  5. Protege tu tobillo mientras practicas cubriéndolo con tus agujetas y fuera del pie, aconseja la gran Mia Hamm en el libro "Go for the Goal". Anota que ve muchos dedos que se mueven cuando trabaja con los jóvenes los cuales necesitan perfeccionar la protección del tobillo y cubrirlo bien. Protege tu tobillo de la misma forma en que lo haces al momento de hacer derribes o de rozar el balón a partir de que el rival use el costado de su pie.

Consejos y advertencias

  • Si eres entrenador usa los tiros a corta distancia con el empeine para detectar si algún jugador joven olvidó proteger su tobillo. Esta es una omisión común entre estos jugadores, anota Joe Provey en "The Confident Coach's Guide to Teaching Youth Soccer". "Un tobillo flexible absorbe la mayor parte de la potencia de sus tiros", dice a los jugadores con una distancia pobre.

Más galerías de fotos



Escrito por rogue parrish | Traducido por karen angelica malagon espinosa