Cómo proteger los oídos con una gorra de baño

El oído de nadador, también conocido como infección del canal auditivo, otitis externa aguda u otitis externa, se caracteriza por picazón, enrojecimiento y molestia o drenaje en el canal auditivo. También puedes sentir dolor, pus, una sensación de saturación o audición amortiguada. Usar una gorra de baño para proteger tus oídos mientras nadas puede ayudar a reducir tu riesgo de sufrir de oído de nadador, ya que ayuda a mantener tus oídos secos. Aunque deberías consultar a un médico antes de nadar con el oído infectado, hay una posibilidad que puede permitirte nadar si puedes proteger adecuadamente tus oídos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

  1. Compra una gorra de baño diseñada con protector para los oídos. Esta clase de gorra cubre mucho mejor tus oídos en primer lugar, ya que se colocan sobre las orejas y forman un sellado hermético.

  2. Considera usar una gorra con una tira para la mejilla; esto también ayuda a que la gorra quede sobre tus orejas.

  3. Ponte la gorra de baño de forma adecuada. Pon el borde interior contra tu frente y lentamente deslízala hacia atrás sobre tu cabeza. Si tienes cabello largo, detente con la gorra a mitad de camino para meter el cabello dentro de la misma, y luego tírala hacia abajo.

  4. Usa tapones de oídos a prueba de agua, si es necesario, para rechazar la mínima cantidad de agua que a veces entra por la gorra de baño sin importar cuanto trates de que sea impermeable.

Consejos y advertencias

  • Evita las gorras de baño de lycra porque no son impermeables y no harán absolutamente nada en tus esfuerzos por mantener tus orejas secas. No obstante, puedes usar una gorra de lycra y cubrirla con una de silicona o látex que cubre tus orejas por completo.
  • Nunca ates tu cabello en una cola de caballo antes de ponerte la gorra, ya que esto crea una forma inusual que probablemente deje entrar el agua, por lo que arruinará tus esfuerzos para proteger tus oídos.

Más galerías de fotos



Escrito por marie mulrooney | Traducido por maria eugenia gonzalez