Cómo proteger a un impermeable contra el agua

Los impermeables están diseñados para mantenerte seco y la mayoría de los mismos son tratados con agentes impermeabilizantes para lograr que esto ocurra. No obstante, con el tiempo, el protector impermeabilizante puede desgastarse. Los impermeables plásticos mantendrán el agua alejada de forma natural debido al material, pero otros impermeables tales como aquellos hechos de nailon tienen que ser impermeabilizados. Si compras una prenda de este tipo, la cubierta protectora de la misma será útil hasta que notes que el agua ya no forma gotas sobre la superficie la tela y, en lugar de esto, penetra hacia el interior (ver referencia 2).

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Un spray impermeabilizante
  • Trapos
  • Un gancho para ropa

Instrucciones

  1. Compra una lata de spray impermeabilizante diseñado para prendas de exteriores. De ser posible, elige un producto con cualidades repelentes de agua durables (DWR, por sus siglas en inglés), ya que éste brinda una mejor protección contra el agua. Un producto que venga en una lata de spray es más fácil de aplicar sobre un impermeable (ver referencia 1).

  2. Lava y seca el abrigo de acuerdo a las instrucciones de cuidado. Esto variará mucho entre los diferentes fabricantes. Si tu impermeable es plástico, retira la mugre suelta con un trapo, limpiarlo después con un trapo limpio y agua tibia será suficiente. Cuelga el impermeable en un gancho para ropa una vez que esté limpio (ver referencia 2).

  3. Agita bien la lata de spray impermeabilizante. Sostén la boquilla de cinco a ocho pulgadas (12,7 a 20,32 cm) de distancia del abrigo (ver referencia 1).

  4. Rocía el producto protector sobre el abrigo usando movimientos largos y uniformes. Una vez que toda la prenda haya sido rociada, ponla en la secadora a un calor medio durante una hora para que se seque y se fije el protector (ver referencia 1).

Consejos y advertencias

  • Algunos sprays impermeabilizantes deben ser aplicados mientras el impermeable esté húmedo y otros se tienen que aplicar cuando esté seco. Revisa las instrucciones del producto que estés usando para saber el procedimiento específico (ver referencia 1).
  • Si tu impermeable tiene un acabado "DWR", a menudo podrás restaurarlo con tan sólo lavar y secar la prenda de acuerdo a las instrucciones de cuidado. El calor del lavado y el secado del abrigo reactivan las moléculas DWR. Evita usar jabones líquidos, suavizante para tela u hojas para secadora cuando estés lavando impermeables con un acabado DWR porque esto puede interferir con las cualidades repelentes de agua (ver referencias 2 y 3).
  • También puedes pasarle una plancha tibia al abrigo para reactivar las moléculas DWR.
  • Los impermeables plásticos no necesitan impermeabilización (ver referencia 3).
  • Cerciórate de estar en un área bien ventilada cuando estés rociando la prenda y ten cuidado de no permitir que caiga spray en tus ojos.

Más galerías de fotos



Escrito por kimbry parker | Traducido por jhonatan saldarriaga