Cómo proteger el cabello en una cama solar

El uso de la cama solar para obtener un color bronceado en tu piel puede causar estragos en tu cabello. Probablemente recuerdas proteger los ojos mientras permaneces bajo el sol eléctrico, pero tu cabello también necesita la protección. Al igual que el sol, la cama solar emite rayos ultravioletas que pueden secar el cabello y aclarar el color del cabello teñido. Si eliges usarla, asegúrate de cuidar de tu cabellera antes de entrar en la cabina.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Gorra para el cabello
  • Pantalla solar que contenga un factor de protección solar 12 o superior
  • Toalla
  • Producto de peinado con protector ultravioleta, aerosol protector del calor o un acondicionador profundo

Instrucciones

  1. Recoge tu cabello hacia atrás con una cola de caballo y envuélvelo en la parte superior de la cabeza. Coloca una gorra de ducha respirable sobre tu cabello, cubriéndolo por completo. Muchos salones de bronceado ofrecen estas gorras para la compra.

  2. Envuelve el cabello con una toalla, como lo haces después de bañarte. Asegúrate de que la toalla cubra todos los mechones de tu cabello.

  3. Aplica pantalla solar en el cuero cabelludo si no cubres la cabeza. Al igual que cuando permaneces al sol, el cuero cabelludo es vulnerable a las quemaduras. Cubre el mismo con una pantalla solar que tenga un FPS de 12 o superior, unos 30 minutos antes de broncearte para evitar las quemaduras.

  4. Aplica un producto protector del calor sobre el cabello antes de entrar a la cama solar. Esto es especialmente importante si no te cubres la cabeza con una gorra o con una toalla. Busca productos de peinar, acondicionadores profundos y aerosoles de protección para el calor que contengan una protección ultravioleta para evitar que tu cabello se dañe. Asegúrate de aplicar el producto sobre todo el cabello, comenzando en el cuero cabelludo y en las raíces y luego desplázate hacia las puntas, para cubrirlo por completo.

Consejos y advertencias

  • Si tu cabello ya está dañado por el bronceado en el exterior o en las camas solares, aplica una mascarilla de acondicionamiento profundo una vez por semana para ayudar a reponer la humedad y a fortalecer las hebras del cabello.
  • Los rayos ultravioleta de la cama solar pueden causar cáncer de piel. La Melanoma Foundation of New England afirma que las personas que se broncean en una cama solar una vez por semana antes de los 35 años tienen un riesgo un 75% mayor de tener un melanoma, el tipo más mortal de cáncer de piel. Cada 50 minutos, alguien muere de melanoma.

Más galerías de fotos



Escrito por kimbry parker | Traducido por alejandra prego