Protección de venenos para niños

Cada año en los Estados Unidos, aproximadamente 2,4 millones de personas ingieren o entran en contacto con una sustancia venenosa, y más de la mitad son menores de 6 años, de acuerdo con la American Academy of Pediatrics. La mayoría de los envenenamientos ocurren en el hogar cuando los padres o cuidadores han dejado al niño sin supervisión. El envenenamiento entre los niños por lo general se produce después de la ingestión de medicamentos, productos de limpieza, productos de cuidado personal, pesticidas, pulimento de muebles, anticongelantes, queroseno, limpiador de parabrisas líquido, gasolina y aceite de lámpara. La protección contra el veneno puede ayudar a proteger que tu hijo entre en contacto con sustancias potencialmente dañinas.

Medicamentos

No cuentes con envases a prueba de niños para evitar que tu pequeño abra los frascos de medicamentos. Las tapas de seguridad pueden resistir a los niños, pero no son a prueba de niños, de acuerdo con KidsHealth.org. Tu hijo puede entender la manera de eludir el embalaje y tener acceso a la medicación. Y si crees que la medicación está fuera del alcance de tu hijo en el botiquín, piensa de nuevo: un niño decidido puede subir en el inodoro y el lavabo y abrirlo. Por esa razón, almacena los medicamentos tanto con receta como de venta libre en un armario bajo llave que esté fuera del alcance de tu hijo. Mantén todos los medicamentos en su envase original con las etiquetas de advertencia intactas; no los transfieras a otros contenedores. Estate alerta cuando tienes invitados para mantener sus carteras y maletines (que podrían contener medicamentos) lejos de tu niño pequeño.

Sustancias peligrosas

Si almacenas productos de limpieza, pulimento de muebles, pesticidas, pintura y otras sustancias potencialmente peligrosas bajo el fregadero de la cocina o el baño, un niño curioso tiene fácil acceso a ellos. En su lugar, mantén seguro a tu hijo almacenando estos productos en un armario cerrado con llave o uno que esté fuera de su alcance. Durante el uso de productos de limpieza, nunca dejes a tu hijo fuera de tu vista y no dejes sin vigilancia los productos. Mantén la gasolina, kerosene, anticongelante, líquido limpiaparabrisas y aceite de lámpara encerrados en un garaje, si es posible. Si tienes un problema de plagas en su hogar, evita dejar veneno para cucarachas o ratas sobre las plantas, en los gabinetes de cocina o alrededor de la comida. En su lugar, compra trampas no tóxicas en tu ferretería local que sean seguras para usar cerca de los niños.

Alcohol

Mantén las bebidas alcohólicas y los productos de cuidado personal que contienen alcohol en un armario cerrado con llave. Enjuague, desinfectante de manos y algunos jabones líquidos contienen cantidades significativas de alcohol que pueden ser peligrosos para tu niño en caso de ingestión. ABC News informa que el desinfectante de manos contiene 62 a 65 por ciento de alcohol etílico, también conocido como el etanol, que es el principal componente en el vino, la cerveza y las bebidas espirituosas. El enjuague bucal puede contener 10 a 26,9 por ciento de etanol, según el Dr. Robert R. Jarrett del sitio web Dr. Bob's Pediatric House Calls. La American Academy of Pediatrics pidió a la Food and Drug Administration que no permita que las preparaciones líquidas sin receta de contengan más de un 5 por ciento de etanol. El envenenamiento por alcohol puede conducir a la hipotermia, problemas respiratorios, hipoglucemia, coma, convulsiones e incluso la muerte.

En caso de envenenamiento

Si tu hijo ha ingerido veneno y está exhibiendo síntomas leves o no, llama a la National Poison Help Line al 1-800-222-1222. Esta línea gratuita dirige automáticamente a un centro de control de envenenamiento en tu comunidad. Dile al operador el nombre del producto que tu hijo ingirió y todos los ingredientes que figuran en la etiqueta del producto. Si tu hijo está mostrando síntomas más severos (como dificultad respiratoria, convulsiones o está inconsciente) llama inmediatamente al 911. Mantén los números de emergencia cerca de los teléfonos de tu hogar, incluyendo los de la American Association of Poison Control Centers, médico de la familia, el departamento local de bomberos y comisaría.

Más galerías de fotos



Escrito por liza blau | Traducido por daniela laura arjones