Pros y contras de los suplementos de té verde

Los suplementos de té verde proceden de la planta Camellia sinensis. Tradicionalmente, el té verde se ha consumido en China, India, Japón y Tailandia como un estimulante, diurético, astringente y para promover la salud cardiovascular. Recientemente, los suplementos de té verde también se han recomendado para el tratamiento de enfermedades crónicas, como la diabetes y el cáncer. Los suplementos de té verde están disponibles en forma de infusiones, extractos, comprimidos y cápsulas.

Descripción de la planta

La camellia sinensis es un arbusto grande y resistente con hojas perennes, que llega a medir más de 6 pies de altura. Es originaria de China, India, Tailandia y Japón y se cultiva extensamente en esos países. Por ejemplo, tan sólo en China se producen cerca de 300 diferentes variedades de camellia sinensis. Las hojas son de 4 a 15 cm de largo y 2 a 5 cm de ancho, con pequeñas estructuras de hojas delicadas. Normalmente, las yemas y primeras dos o tres hojas se recogen para su procesamiento.

Composición de los suplementos del té verde

Los extractos de té verde contienen la mayor concentración de compuestos polifenólicos, productos químicos que tienen propiedades libres de basura radical. EL galato de epigalocatequina, o EGCG, es el polifenol más robusto en el té verde, que representa aproximadamente el 40 por ciento del contenido total de polifenoles de los extractos de té verde. Los suplementos de té verde también contienen aceites volátiles, alcaloides, cafeína, taninos, polisacáridos, vitaminas y minerales.

Beneficios para la salud del té verde

Los suplementos de té verde han demostrado proteger contra el cáncer o ralentizar su progresión una vez que se ha desarrollado. Los efectos antitumorales del té verde se atribuyen en gran parte a los potentes efectos antioxidantes de los polifenoles, según el Pennington Biomedical Research Center. Los suplementos de té verde también se utilizan para controlar la glucosa en sangre en pacientes con diabetes tipo 1. Se pueden reducir los niveles de azúcar en la sangre mejorando la secreción de insulina. La suplementación con productos de té verde también ayuda a prevenir la presión arterial alta, derrame cerebral y ataques al corazón.

Efectos secundarios

Los suplementos de té verde son generalmente seguros, incluso en cantidades grandes; sin embargo, debes tomar los productos hechos de té verde con cuidado, bajo la supervisión de tu médico, porque el verde puede producir efectos secundarios como todo lo demás. Las mujeres deben evitar tomar suplementos de té verde durante el embarazo y la lactancia, porque la cafeína del té verde puede pasar a la leche materna y causar problemas relacionados con el sueño en los lactantes. El té verde puede estimular la producción de exceso de ácido estomacal, por lo que los pacientes con estómagos sensibles deben limitar su consumo para evitar efectos adversos, tales como ardor de estómago, diarrea y pérdida de apetito.

Más galerías de fotos



Escrito por scottf | Traducido por verónica sánchez fang