Pros y contras del chaleco de peso

Vestir un chaleco de peso automáticamente aumenta la intensidad de cualquier ejercicio que use tu peso corporal para resistencia. Si tu cuerpo está listo para ese desafío adicional, el entrenamiento con chaleco de peso da beneficios, como aumento de velocidad, fuerza, resistencia muscular y resistencia cardiovascular. Pero si tu cuerpo no está listo para esa intensidad adicional, ponerte un chaleco de peso te pone en un mayor riesgo de lesiones y puede contribuir a una forma inapropiada.

Pros y contras de la intensidad

A medida que te ejercitas, tu cuerpo se adapta al desafío que se presenta con ello; si quieres seguir haciéndote más fuerte, más rápido o tener resistencia, debes aumentar gradualmente la duración, intensidad o frecuencia de esos desafíos. Aunque un chaleco de peso es una herramienta excelente para promover la intensidad de ejercicios, puede ser contraproducente si agregas demasiado peso muy rápido, exponiendo tus músculos y tejidos conectores a cargas para las que no están preparados.

Encontrar el chaleco adecuado

Además de los peligros de usar demasiado peso muy rápido, el chaleco de peso mismo puede presentar un potencial problema. Los mejores chalecos de peso mantendrán el peso adicional cerca, estable y uniformemente distribuido contra tu torso. Si tu chaleco de peso no hace todo esto, te pone en riesgo de lesión o de desarrollar una biomecánica pobre a medida que compensas por el movimiento de las pesas. Tu chaleco de peso también debe sostener la barra, platos o bolsas de peso de manera segura, ya que las pesas que caen del chaleco presentan un riesgo obvio para tu salud.

Más galerías de fotos



Escrito por marie mulrooney | Traducido por paula ximena cassiraga