Los pros y los contras del boxeo

Empecemos por decir que el deporte del boxeo puede cambiar tu vida de varias maneras. El ejercicio que haces al practicar el boxeo plantea un desafío para todo tu cuerpo y puede producir diversos beneficios físicos y emocionales. No obstante, una vida de práctica de este deporte no deja de plantear riesgos. Debido a que el boxeo es un deporte de contacto, sus desventajas tienen que ver con las consecuencias físicas que el deporte puede acarrear para tu cuerpo y tu mente.

Desarrolla un cuerpo flexible y saludable


Los entrenamientos de boxeo te ayudarán a mejorar la resistencia y flexibilidad de los músculos.

Los entrenamientos de box pueden transformar tu cuerpo. Algunos elementos del entrenamiento del boxeo, que incluyen correr, saltar la cuerda, golpear un pesado saco y los combates de práctica pueden ayudar a quemar cientos de calorías en un corto lapso de tiempo. Estas actividades te pueden ayudar a perder peso y a mantenerlo. El boxeo también fortalece los músculos de todo tu cuerpo y mejora tu desempeño cardiovascular. La mejor resistencia y los músculos más fuertes que desarrollas los trasladas efectivamente a la vida fuera del cuadrilátero, lo que te da la capacidad para realizar los movimientos diarios con energía y un menor riesgo de sufrir lesiones.

Golpear aleja el estrés


La práctica del boxeo te puede hacer sentir más seguro en situaciones de riesgo potencial.

Más allá de los muchos beneficios físicos del boxeo, es imposible no tomar en cuenta los estímulos emocionales de esta forma de ejercicio. Como ocurre con muchas formas de ejercicio, la práctica del boxeo puede ayudarte a olvidar rápidamente las tensiones del día y a aclarar tu mente. A medida que desarrollas tu cuerpo, puedes elevar tu autoestima y tu nivel de confianza. Por ejemplo, ser adepto al boxeo puede hacer que te sientas menos nervioso cuando viajas solo de noche en el metro.

Prepárate para los chichones y las magulladuras


La protección en la cabeza y boca no te salvan de sufrir lesiones menores durante un combate.

Un entrenamiento de boxeo en solitario puede mejorar tu salud, pero una vez que añades ejercicios de contacto como en las prácticas de combate durante tus visitas al gimnasio, incrementas tus probabilidades de sufrir lesiones. Una desventaja significativa del boxeo es la variedad de lesiones relacionadas con el contacto que puedes sufrir. Incluso cuando uses protección para la cabeza y la boca, los combates y las competencias te pueden causar lesiones menores como magulladuras y labios rotos, y lesiones más serias como huesos rotos y concusiones. No todas las lesiones relacionadas con el boxeo ocurren debido a que los golpes que recibes. Muchos boxeadores se rompen dedos y desarrollan lesiones en las muñecas al golpear.

Los repetidos traumas son una preocupación mayor


La llamada demencia pugilística resulta de los repetidos golpes en la cabeza que sufren los boxeadores.

Las lesiones a corto plazo del boxeo sanan con el tiempo, pero el tributo a largo plazo que te cobra este deporte constituye una desventaja mayor. Los traumas repetidos que enfrentan los boxeadores en el cuadrilátero, pueden afectar gravemente su calidad de vida en los años que siguen a su retiro. La demencia pugilística, más conocida comúnmente como la "borrachera de golpes" (punch drunk), es un desorden cerebral que resulta de los golpes repetidos en la cabeza. Muchos exboxeadores, incluyendo a Mohamed Alí, han sufrido los efectos neurológicos de las consecuencias físicas de este deporte.

Más galerías de fotos



Escrito por william mccoy | Traducido por josé alcázar.