Los pros y contras de los batidos de proteína

Los batidos de proteína son llamativos para los atletas y personas que hacen dieta ya que los ven como una forma de construir músculo o perder peso. Están disponibles como mezcla previamente preparada, productos listos para beber y como polvos de proteína que se mezclan con agua, leche u otros líquidos. Los batidos pueden ser un sustituto rápido y conveniente de una comida o como suplemento para la dieta. Antes de decidir usar batidos de proteína, las personas deben considerar los pros y contras de estos productos.

Exceso de calorías

La mayoría de los adultos estadounidenses obtienen mas que suficientes proteínas a través de la dieta, según lo que afirma los Centers for Disease Control and Prevention. Para los adultos saludables, eso quiere decir alrededor de 46 gramos al día para las mujeres y 56 gramos para los hombres. Al comer sólo 3 onzas de carne con 21 gramos de proteína, 1 taza de leche con 8 gramos, 1 taza de frijoles secos con 16 gramos y 1 taza de yogur con 11 gramos de proteína proporciona 56 gramos de proteína, que es lo suficiente en el día para un hombre. Es por esto que a menos que una persona necesite proteína adicional debido a una enfermedad, edad avanzada, cirugía para la pérdida de peso o un entrenamiento atlético, agregar batidos de proteína a una dieta bien balanceada también aumenta la ingesta de calorías que puede provocar un aumento en el peso. Algunos batidos también contienen cantidades de azúcar que son inaceptables para ciertos individuos. Por otro lado, una persona saludable podría utilizar un batido de proteína como sustituto de una comida sin las calorías extra.

Ingesta excesiva de batido

Una persona debería hablar de sus necesidades proteicas con un nutricionista o un médico antes de determinar la necesidad de batidos de proteínas u otros suplementos. Si la persona ya consume suficiente proteína a través de la comida, agregar uno o más batidos al día durante un período prolongado de tiempo podría tener efectos dañinos en el organismo. Cuando la proteína se descompone en el cuerpo, el hígado y los riñones deben trabajar más para excretar los desechos, lo que potencialmente causa o empeora las enfermedades en esos órganos. Si el individuo también restringe la ingesta de carbohidratos, la fibra resultante y las deficiencias nutricionales pueden provocar estreñimiento y diverticulitis, y puede aumentar el riesgo de ciertos tipos de cáncer. Por otro lado, una persona que tenga una necesidad proteica mayor puede usar los batidos como una forma conveniente para cumplir con ello.

Valor

Los precios minoristas varían mucho entre los polvos de proteína y los batidos premezclados, por lo que las personas deben considerar el valor por porción antes de elegir un producto en particular. En general, los polvos cuestan menos por porción que los batidos listos para beber, sin embargo, el gasto total de los aditivos - leche o sustitutos, frutas y saborizantes, se deben incluir en el calculo. Las personas también deben considerar la calidad de la fuente de la proteína, ya que proteínas incompletas pueden costar menos que las proteínas completas, pero no proporcionan todos los aminoácidos esenciales que necesita el cuerpo. Ingerir alimentos bajos en grasa y altos en proteína como carne magra y pollo puede costar menos que comprar productos para hacer batidos de proteína.

Sabor

Aunque los polvos de proteína y batidos listos para beber están disponibles en varios sabores, así como sin sabor, las personas por lo general tienen problemas para encontrar un producto que tenga un sabor apetitoso. El sabor de la pechuga de pollo es predecible, dependiendo de la preparación, pero los batidos de proteína de chocolate hechos por distintos fabricantes pueden variar de agradable a desagradable, dependiendo del gusto de cada persona. Afortunadamente, al agregarle frutas y saborizantes se puede mejorar el sabor de muchos de éstos batidos.

Más galerías de fotos



Escrito por marcy brinkley | Traducido por mariajose mansilla