Pros y contras de usar andadores

En ocasiones necesitas un lugar en el que poner a tu bebé cuando no puedes cargarlo o focalizarte en él por un momento. Estas situaciones surgen naturalmente durante el trascurso de los días y es esencial que elijas un lugar seguro para poner a tu bebé a jugar. Hay algunos beneficios de usar un andador, pero los detrimentos están relacionados con la seguridad y deben ser considerados con cuidado.

Pros

Los andadores presentan típicamente una suerte de juguetes y artilugios atractivos para que los bebés usen mientras están sentados en él. Muchos bebés disfrutan estos juguetes, así que el tuyo probablemente esté feliz mientras está en el andador. Recuerda, si tu elección es usar un andador, sólo debe ser usado en áreas que no estén cerca de escaleras o de otros peligros y sólo por períodos cortos de tiempo.

Contras

Las contras asociadas con los andadores pueden ser potencialmente serias para el desarrollo y la seguridad de tu bebé. Un pequeño sentado en un andador puede sufrir una lesión debido a que puede caer por las escaleras o en el agua, como en una piscina, advierte la American Academy of Pediatrics. Un bebé también puede tener la habilidad de acceder a áreas peligrosas de tu casa mientras está en el andador, lo que puede llevar a quemaduras o envenenamiento. La AAP recomienda que pasar mucho tiempo en un andador causa un retraso en la caminata de los bebés. Consecuentemente, la AAP aconseja a los padres que no usen andadores.

Más galerías de fotos



Escrito por kathryn hatter | Traducido por nuria banus