El propósito de los ejercicios espinales

Los ejercicios espinales son una maniobra utilizada para trabajar el erector de la columna y otros músculos estabilizadores pequeños de la espalda. Fortalecer estos músculos es importante por una variedad de razones y, hacer ejercicios para la parte baja de la espalda adecuadamente, reducirá la probabilidad de sufrir lesiones a la vez que te asegura que todos los músculos usados están trabajando. Ten en cuenta que este ejercicio no es seguro para todas las personas y que hay cosas importantes a considerar antes de realizarlos.

Antecedentes

Ocho de cada diez personas pueden experimentar dolor en la parte baja de la espalda por lo menos una vez en sus vidas, según los doctores de Cleveland Clinic. Esta cifra tan alta de lesiones, en conjunto con los días resultantes de la pérdida de productividad, hacen que se fortalezca la espalda y evitan el dolor, una prioridad importante en la salud y entrenamiento.

Ejecución

Para hacer este ejercicio, recuéstate sobre tu estómago en una zona plana del piso. Tus piernas deben estar completamente extendidas y tus brazos deben estar a los lados del cuerpo. Ahora, lentamente, intenta levantar la parte superior de tu cuerpo hasta que tu pecho esté a unas 2 pulgadas del suelo. Sostén esta posición al menos unos 30 segundas y luego baja tu cuerpo. Realiza esta maniobra unas cinco veces y asegúrate de que tu columna esté neutra a medida que elevas la parte superior de tu cuerpo, no la arquees.

Beneficios

Realizar este tipo de ejercicios y de esta manera, incrementará tu habilidad de coordinar movimientos a través de la parte inferior de tu espalda. Otras mejoras están relacionadas con una espalda más fuerte y resistente. En general, estos aspectos positivos conducen a una mejor postura total, importante para prevención de las lesiones.

Consideraciones

Algunos individuos deben evitar hacer espinales. Aquellos que tienen una hernia de disco deben eliminarlos de sus vidas ya que, sino, podrían aumentar la presión intervertebral. Asimismo, las personas que tienen nervios espinales sensibles deben evitarlo a menos que su doctor lo diga. Por otra parte, aquellos que son extremadamente obesos o tienen un control pobre de su espalda pueden no ser capaces de hacer estos ejercicios correctamente y, además, son propensos a arquear la espalda durante la ejecución. Estas personas pueden realizarlo mejor en una máquina para espinales hasta que sus espaldas puedan manejar una carga de trabajo con más peso.

Más galerías de fotos



Escrito por joshua bailey | Traducido por stefanía saravia