El propósito de correr en las escaleras como ejercicio

Correr en las escaleras es el ejercicio de entrenamiento cardiovascular más utilizado por los atletas y las personas que quieren perder peso. Este entrenamiento de alta intensidad es una forma exitosa de ejercicio, ya que rápidamente eleva el ritmo cardíaco, implica todo el cuerpo, quema muchas calorías y mejora la composición corporal. La incorporación de este ejercicio en tu programa de acondicionamiento físico puede ayudar a agregar variedad y nuevos retos para tus músculos.

Beneficios

Correr por las escaleras es una forma de ejercicio cardiovascular que también acondiciona tus músculos. Ya sea que corras hacia arriba o hacia abajo por las escaleras, quemarás muchas calorías y tonificarás los músculos de la parte inferior del cuerpo. Según NutriStrategy, una persona de 150 libras puede quemar más de 1.000 calorías corriendo una hora por la escalera. Si estás tratando de perder peso, este tipo de entrenamiento derretirá las calorías y la grasa corporal no deseadas. A medida que adquieras fuerza y ​​aumentes la duración de las sesiones, tu resistencia muscular también aumentará, lo que te permitirá exigirte más y más durante cada entrenamiento.

Técnica

Tu técnica te ayudará a proteger tus músculos y articulaciones, ya que correr escaleras puede ayudarte a obtener el entrenamiento más beneficioso. Da pasos sobre en cualquier escalón a medida que corres para permitir que tus piernas hagan una zancada más cómoda y más larga. Aterriza y despega con la mitad delantera del pie en lugar de con tu talón para lograr mayor potencia y control. Consigue que todo tu cuerpo se involucre al correr, manteniendo los hombros relajados, moviendo los brazos y presionando cada paso con los muslos. Mantén las rodillas detrás de los dedos cuando corras por las escaleras para evitar absorber el choque con tus rodillas.

Progresión

Comienza lentamente y aumenta gradualmente la intensidad de cada escalón al ejecutar la rutina. Si eres nuevo en este tipo de ejercicio, comienza con un mínimo de cinco a 10 minutos. Añade dos o tres minutos, cuando los entrenamientos comiencen a sentirse fáciles de completar. Continúa aumentando la duración hasta que puedas correr por las escaleras durante 20 a 30 minutos por sesión. Toma pequeñas pausas, de 30 segundos, cada tres a cinco minutos de tu entrenamiento. Comienza a un ritmo que sea un reto, pero lo suficientemente cómodo para que lo puedas mantener durante todo el entrenamiento.

Advertencia

Correr por las escaleras genera mucho estrés físico en los músculos y en las articulaciones del tronco inferior. Si tienes lesiones en la rodilla, el tobillo o la cadera previas o sientes molestias al caminar hacia arriba y abajo en las escaleras, entonces puede que este ejercicio no sea aceptable para ti. Discute sobre la idea de correr por las escaleras con tu médico para saber si será beneficioso o perjudicial para tu salud física.

Más galerías de fotos



Escrito por ashley farley | Traducido por sandra magali chávez esqueda