Cómo hacer tu propio rocío facial

Cuando tu cara se siente seca y cansada, puedes usar un aerosol de rocío para mejorar y restaurar su humectación. Aunque el ingrediente principal en un rocío facial es usualmente agua, también contiene infusiones de hierbas, esencias, aceites de aromaterapia y algunos antioxidantes. Muchos aerosoles faciales orgánicos o farmacéuticos pueden ser caros. Una solución rendidora es hacer tu propio rocío facial con ingredientes simples que podrías tener en casa.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Olla pequeña
  • 1 cda. de manzanilla seca
  • 1 cda. de menta seca
  • Colador
  • Jarra con tapa
  • Botellas rociadoras
  • Embudo
  • 2 1/2 oz. de agua destilada
  • Gotero para ojos
  • Aceite de esencia de rosas
  • Aceite de esencia de lavanda

Instrucciones

    Rocío facial básico

  1. Vierte 2 tazas de agua en la olla, añade las hierbas y coloca la olla en el fuego para calentar los ingredientes. Permite que los mismos hiervan durante aproximadamente 15 minutos y luego apaga el fuego.

  2. Deja que las hierbas remojadas en el agua durante 10 minutos, luego cuela la mezcla en la jarra abierta. Tapa la jarra y guarda el líquido en el refrigerador hasta que esté listo para usar. Puede ser refrigerado hasta dos semanas.

  3. Vierte el líquido en la botella rociadora y rocía tu cara cuando lo necesites. Una opción alternativa es humedecer un hisopo de algodón en el líquido y aplicarlo en tu cara. Este tonificante facial podría ser útil para los tipos de piel oleosos, según sugiere el sitio web Natural Skin Care Recipes. Si bien la manzanilla podría ser útil para los tipos de piel seca, normal y madura, también puedes probar otras hierbas diferentes basándote en el tipo específico de tu piel.

    Rocío facial con aceites de esencias

  1. Coloca el embudo en una botella rociadora abierta y vierte el agua destilada.

  2. Añade cinco gotas del aceite de esencia de rosas y del de lavanda en la botella con el gotero para ojos. Retira el embudo y tapa la botella rociadora.

  3. Sacude la mezcla en la botella. Rocía tu cara con ella. Los aceites de esencia de rosas y de lavanda podrían ser beneficiosos para la mayoría de los tipos de piel, pero también puedes usar otros aceites para tu tipo de piel específico.

  4. Diseña tu propio rocío facial experimentando con diferentes aceites de esencias y hierbas, o añadiendo ingredientes como jugo de aloe vera, cáscara de limón, pomelo y hamamelis.

Consejos y advertencias

  • Usa sólo aceites de esencia puros para hacer estos rocíos faciales.
  • Como algunas personas podrían tener reacciones alérgicas a ciertos aceites de esencia por diferentes razones, es aconsejable hacer una prueba en un sector pequeño de piel usando estos aceites.
  • Evita aplicar limón o ciertos aceites de esencias cítricos tópicamente porque podrían producir un efecto fototóxico en la piel.

Más galerías de fotos



Escrito por ida tolen | Traducido por maría marcela mennucci