Cómo hacer tu propio batido de proteínas para el gimnasio

Escrito por Andrea Cespedes | Traducido por Enrique Alejandro Bolaños Flores
Es posible que prefieras nutrición líquida a los alimentos sólidos después de un entrenamiento duro.

Consumir un batido de proteínas después del ejercicio ayuda a la recuperación y puede acelerar el proceso de construcción de músculo. Los batidos ya elaborados son una conveniencia después del entrenamiento, pero son caros y potencialmente están llenos de aditivos, conservantes, colorantes y rellenos que simplemente no deseas poner en tu cuerpo saludable. Controla los ingredientes en tu batido mientras adaptas el sabor a tu gusto haciendo tu propio batido de proteínas para gimnasio.

Método de la botella coctelera

Invierte en un polvo de proteína que tenga de 20 a 30 gramos por porción. El suero de leche y la proteína de soja se digieren fácilmente y proporcionan una gama completa de aminoácidos que ayudan a la recuperación y reparación muscular. Los veganos o personas con alergias lácteas y a la soya pueden probar el arroz (rice), guisantes (pea) o proteínas de cáñamo. Lee las etiquetas y busca edulcorantes añadidos y otros ingredientes, evita los productos con mucha azúcar añadida.

Coloca una cucharada de proteína en una botella coctelera. Si es posible, elige uno con una tapa de criba o una bola de mezcla de metal que ayude a disolver el polvo. Añade 1 a 1,5 tazas de leche o alternativa de leche como el de almendras o soya, o agua.

Agita enérgicamente hasta que quede suave y bébelo.

Método de la licuadora

Coloca una cucharada de polvo de proteína en la base de la licuadora.

Agrega fruta congelada como bananas, mangos o bayas (berries), leche e hielo. Incluye otros aromas y espesantes como la mantequilla de maní, extracto de vainilla y yogur, según desees.

Mezcla en velocidad rápida hasta que esté suave. Vierte la mezcla en una copa y disfruta de tu bebida.

Consejo

Toma tu batido dentro de los 30 minutos de terminar tu entrenamiento. Tus músculos son particularmente receptivos a los aminoácidos en las proteínas y los hidratos de carbono en tu batido, si has añadido fruta, leche y yogur. Si prefieres sabores chocolatosos, opta por una proteína en polvo con sabor a chocolate y adhieren a la mezcla con leche, o haz un batido más espeso con una banana y leche.

Si prefieres evitar las proteínas en polvo, carga tu batido con fuentes alternativas de proteínas como la mantequilla de maní y leche de soya.

Advertencias

Si consumes una proteína en polvo con los suplementos añadidos, consulta a tu médico para asegurarte de que no interactúan negativamente con los medicamentos que estés tomando o una condición que tengas.