Propiedades curativas de la cáscara de naranja

Escrito por Tracy Stefan
Consume cáscara de naranja para obtener un saborizante lleno de vitaminas.

Cuando tomas un jugo de naranja, es típico que tires la cáscara sin saber de sus propiedades curativas. La cáscara de naranja puede ayudar a la digestión, reducir la infección, disminuir el colesterol y combatir el cáncer de piel y de mama. Es un buen repelente de insectos y de gatos, y es útil como desodorizante. También es deliciosa confitada o rallada para ser agregada a las comidas, postres y bebidas. Para lograr la máxima salud, elige piel de naranjas orgánicas, y evita ingerir pesticidas, herbicidas o la cubierta de cera que se utiliza para realzar su apariencia.

Digestión

La cáscara de naranja ayuda a la digestión.

La cáscara de naranja tiene más fitonutrientes y flavonoides que la pulpa interna, lo que le confiere propiedades antiinflamatorias que pueden ayudar a la digestión y aliviar problemas intestinales como acidez, ardor de estómago, flatulencias, diarrea y mala digestión de las comidas grasosas.

Infección

La cáscara de naranja es rica en antioxidantes que ayudan a combatir las enfermedades.

La cáscara de naranja es rica en vitaminas A y C, ambos antioxidantes naturales que fomentan el buen funcionamiento del sistema inmunológico y combaten las infecciones, los resfríos y la gripe.

Disminución del colesterol

Consumir cáscara de naranja ayuda a reducir el colesterol.

La cáscara de naranja contiene hesperidina, un flavonoide, y también flavonas polimetoxiladas como la pectina, todas ellas ayudan a reducir los niveles de colesterol LDL.

Cáncer

La cáscara de naranja promueve una piel saludable.

El flavonoide hesperidina encontrado en la cáscara de naranja tiene propiedades antiinflamatorias que, al ser ingerido, puede curar ciertos tipos de cáncer de mama e inhibir la pérdida ósea. También contiene d-limoneno, que sirve como escudo ante los rayos ultravioletas, lo que lo convierte en un protector solar natural y preventivo del cáncer de piel al ser frotado directamente sobre la piel o agregado a los aceites y lociones. El uso tópico de la cáscara de naranja puede prevenir los granitos, el acné, el envejecimiento prematuro, y también puede ser agregado en el baño para lograr una piel sana y con un perfume refrescante.

Repelentes, limpiadores y desodorantes

La cáscara de naranja limpia y refresca.

Puedes usar cáscara de naranja para repeler hormigas, mosquitos y otros insectos; tritura la piel en una procesadora y espárcela alrededor del área que quieres proteger. El aceite de la cáscara también es un excelente repelente de insectos si se aplica directamente sobre la piel. Distribuye cáscaras de naranjas en tu jardín para repeler gatos, ya que a éstos les desagrada el olor penetrante y evitarán cavar cerca de ellas. Sumado a esto, sus propiedades ácidas las hace un excelente limpiador y desodorizante. Puede usarse en jabones, pastas dentales y otros productos de la higiene personal, así como también en los limpiadores y desodorizantes para el hogar.