Cómo hacer tu propia rutina de ejercicios con un iPhone

Si no puedes o no quieres ir a un gimnasio, tu iPhone puede servir como entrenador personal. Una de las mejores características del iPhone es que sin importar lo que hagas, probablemente habrá una aplicación para ti. Dependiendo de tus conocimientos de acondicionamiento físico (fitness), puedes usar una aplicación que te permita diseñar una rutina desde cero o una que te permita combinar ejercicios pre-diseñados.

Elige una plataforma

Antes de diseñar una rutina, elige una plataforma que te ayude a armarla y organizarla. El iPhone ofrece una gran cantidad de aplicaciones gratuitas, como Fitness Pro o M-Train, y también aplicaciones pagadas. Las más costosas son más interactivas y pueden venir con ejercicios pre-diseñados, vídeos o contadores de calorías. Si quieres diseñar tus propios ejercicios, asegúrate de que la aplicación te permita ingresar tus propios detalles. Por ejemplo, GymGoal Lite te permite crear una rutina usando ejercicios de la base de datos o ingresando tus propias actividades adicionales. Incluso puedes organizar los ejercicios en diferentes rutinas, dependiendo de si quieres focalizarte en un entrenamiento cardiovascular o de resistencia de peso.

Sé específico

Si estás entrenando para lograr una meta en particular, como correr una maratón o tonificar tus músculos, es mas sensato conseguir una aplicación que te ayude con ese objetivo en vez de utilizar una que sea para acondicionamiento físico en general. Por ejemplo, Yoga Stretch te permite diseñar una sesión de yoga combinando las posturas de la base de datos. También puedes añadir música o usar un vídeo que te ayude a guiarte en la rutina que acabas de diseñar.

Usa un calendario

Para hacerlo más sencillo, usa el calendario de tu iPhone para establecer una rutina de ejercicios. Decide cuántos días quieres dedicarle (lo ideal es hacerlo de tres a cinco días por semana) y añade entrenamiento de pesas al menos dos veces por semana. Luego, decide cuánto tiempo le quieres dedicar a cada ejercicio y asegúrate de que esto sea acorde a tus objetivos. Por ejemplo, si tu meta es aumentar tu masa muscular, los ejercicios de entrenamiento en pesas deberían ser una prioridad. Si tu meta es la salud en general y el acondicionamiento físico, te será suficiente hacer 30 minutos de ejercicio la mayoría de los días de la semana. Ingresa los días que elijas en el calendario y configura la función de recordatorio para que sepas qué tienes que hacer en ese día.

Saca ventaja de las capacidades de tu teléfono

Una vez que hayas diseñado tu rutina, usa otras aplicaciones de iPhone que te ayuden a ejercitarte de manera más efectiva. Por ejemplo, usa una aplicación de contador de calorías o un diario de comidas para ayudarte a monitorizar tu dieta. Algunas aplicaciones, como Calorie Counter Pro, te harán sugerencias sobre qué comer basándose en tu nivel de ejercicios.

Más galerías de fotos



Escrito por tammy dray | Traducido por azul benito