Cómo hacer tu propia mezcla de proteína para batidos

La proteína es esencial para funcionar sánamente y con normalidad. La proteína se encuentra en cada célula y órgano de tu cuerpo. A pesar de que la mayoría de los adultos sanos en los Estados Unidos consumen una dieta con una cantidad más que suficiente de proteínas, el batido proteínico es otra opción. Puedes usar batidos proteínicos como un sustituto de carne si estás tratando de perder peso, o si sólo necesitas una alternativa de comida rápida y saludable. Algunos fisicoculturistas beben batidos de proteína para ayudar a reconstruir el tejido muscular después de los entrenamientos. Puedes comprar batidos de proteína preelaborados o hacer tu propia mezcla en casa.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Proteína en polvo
  • Licuadora
  • Agua o leche
  • Fruta
  • Cubos de Hielo

Instrucciones

  1. Adquiere proteína en polvo en tu tienda de salud o tienda de abastos. La proteína de suero de leche es el suplemento proteínico más común. Se hace con la proteína de la leche, así que si eres alérgico a la leche o intolerante a la lactosa mantente alejado de éste tipo de proteína en polvo. Otros tipos de proteína en polvo incluyen la caseína, albúmina de huevo, soja, leche de cabra y las proteínas de trigo. Las proteínas en polvo también están disponibles en presentaciones con sabor y sin sabor. La cantidad de proteína en la proteína en polvo varía según la marca y el tipo. De cualquier manera, una cucharada de proteína de suero de leche asilada por o general contiene entre 20 y 30 gramos de proteína.

  2. Vacía aproximadamente 8 onzas (136.56 ml) de líquido en tu licuadora. Puedes usar agua, leche de vaca, leche de soja o leche de almendras dependiendo de lo que prefieras. Aún cuando la leche puede ayudar a que tu batido de proteína sea más cremoso e incremente la cantidad de proteína que estás consumiendo, también hará que contenga más calorías que quizá no quieras si estás tratando de perder peso. Una taza con 2% de leche tienen más de ocho gramos proteína. Agrega una cucharada de polvo de proteína y algunos cubos de hielo al líquido en la licuadora.

  3. Lava y parte en rebanadas cualquier fruta que te gustaría en tu licuado de proteína. Las frutas te ayudarán a que tu batido sepa más dulce. Algunas frutas comunes que funcionan bien con los licuados de proteína son las bayas, los plátanos o la piña. Agrega las rebanadas de fruta a la licuadora.

  4. Agrega cualquier otro ingrediente a tu batido de proteína. Una cucharada de mantequilla de maní incrementa la cantidad de proteína y puede hacer que tu batido tenga más sabor. Una medida de dos cucharadas de mantequilla de maní agregará 8 gramos de proteína. Especias como la canela o el jengibre pueden darle un giro a tu batido de proteína. La miel y la vainilla también pueden ayudar a endulzar el sabor de tu batido de proteína.

  5. Enciende tu licuadora a velocidad alta durante 30 o 60 segundos. Tu licuado de proteína debe ser cremoso y los cubos de hielo deben estar completamente triturados. Un batido de proteína con polvo de suero de leche, leche y mantequilla de maní te proporcionará al menos 36 gramos de proteína. Esto representa el 78% de tu RDA diaria para un hombre adulto. Disfruta tu batido frío.

Consejos y advertencias

  • La proporción de líquido para la proteína en polvo puede variar, Sigue las instrucciones del empaque. Agrega algunas semillas de linaza a tu batido de proteína para incrementar la fibra.

Más galerías de fotos



Escrito por ireland wolfe | Traducido por laura moreno