Qué tan pronto puedo hacer ejercicio después del desgarro muscular de la pantorrilla

Los músculos de la pantorrilla desempeñan un papel importante en el deporte y acondicionamiento físico, lo que te permite propulsarte hacia adelante y hacia arriba. Un desgarro en el músculo de la pantorrilla, también llamado tensión o ruptura, puede ser doloroso y debilitante. Dependiendo de la gravedad, la recuperación completa de un desgarro muscular de la pantorrilla puede tardar desde unos pocos días hasta varios meses.

Anatomía y función del músculo de la pantorrilla

Aunque se conoce como un solo músculo, la pantorrilla es en realidad dos músculos situados en la parte posterior de tus piernas. El gastrocnemio es un músculo grande a simple vista justo debajo de la rodilla. Se une con el fémur por encima de la articulación y se inserta a través del tendón de Aquiles en el calcáneo o hueso del talón. El sóleo se encuentra por debajo y bajo el gastrocnemio, adjuntándose debajo de la rodilla y uniéndose a el gastrocnemio en el tendón de Aquiles y el calcáneo. La función principal de ambos músculos es apuntar el pie lejos del cuerpo, una acción llamada la flexión plantar. Los músculos de la pantorrilla trabajan juntos para producir enormes cantidades de fuerza durante las actividades de rebotes, aerotransportándote.

Causas y síntomas de la lesión

Las lesiones de pantorrilla son comunes en deportes o actividades que requieren saltos repetitivos, embestidas o empujar con el pie. Un desgarro muscular puede aparecer de repente o desarrollarse gradualmente como una lesión por el sobreuso de movimientos repetitivos, como correr o rebotar. Una distensión puede variar desde un pequeño desgarro parcial con un dolor mínimo y pérdida mínima de la función a una ruptura completa que requiere la reconstrucción quirúrgica. Los síntomas se caracterizan por la inflamación o hematomas en el sitio de la lesión y la sensibilidad al tacto. Si la lesión es en el sóleo, es posible que notes dolor cuando apuntes tus dedos en una posición doblada de la rodilla. La gravedad de tu lesión determinará cuándo puedes reanudar el ejercicio.

Grados de lesión

Según el sitio web Clínica de Lesiones Deportivas, las lesiones de la pantorrilla se clasifican de uno a tres. Una distensión de grado uno es un desgarro menor con punzadas de dolor y poca pérdida de función. Un atleta con una distensión de grado uno puede optar por ignorar el dolor y volver a jugar de inmediato. Las distensiones de grado dos se caracterizan por dolor agudo, hinchazón o moretones y dolor al caminar. Las lesiones de grado tres son graves, el dolor, la hinchazón, hematomas y pérdida total de la función. Una ruptura completa significa que el tendón se ha desprendido del hueso, desactivando ambos músculos, que aparecerán agrupados debajo de la piel y requieren de cirugía.

Tratamiento y recuperación

PhysioAdvisor.com señala que un tratamiento de reposo, hielo, compresión y elevación o RICE (por sus siglas en inglés) durante las primeras 72 horas después de la lesión puede acortar el tiempo de recuperación. Puedes ser capaz de reanudar el ejercicio dentro de unos días con una distensión grado uno, pero comienza con una intensidad más baja y trabaja el camino hacia los niveles de antes de la lesión. Las lesiones de grado dos pueden requerir unos días de RICE, seguido por el estiramiento ligero gradual y la contracción de baja resistencia. Una lesión de grado dos puede ser curada lo suficientemente para reanudar la actividad ligera después de una semana o dos. Una ruptura de tercer grado puede requerir intervención médica y semanas o incluso meses de terapia física, por lo que el retorno al ejercicio es una propuesta a largo plazo. Después de tu lesión y antes de volver a hacer ejercicio, consulta a un profesional de salud para el tratamiento y orientación.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle matte | Traducido por gabriela nungaray