Pronóstico de cáncer de ovario en etapa IIIC

Al momento de diagnóstico y primer tratamiento, el cáncer de ovario se ubica en una etapa basada en el tamaño del tumor, el involucramiento de nódulos linfáticos y el esparcimiento hacia otras partes del cuerpo más allá de los nódulos. La fase IIIC de cáncer de ovario es un tumor de cualquier tamaño que se ha esparcido hacia los nódulos linfáticos cerca del ovario o ha producido implantes cancerosos en el recubrimiento de la cavidad abdominal mayores a 2 cm de diámetro. De acuerdo con la American Cancer Society, aquellas personas en la etapa IIIC tiene un 35% de probabilidades de vivir 5 años después del diagnóstico. Esta estadística incluye a todas las mujeres independientemente de otros factores o tipos de tratamiento.

El efecto de la ubicación

Aunque la designación de etapa IIIC no distingue entre ellos, las mujeres que tienen metástasis sólo hacia los nódulos linfáticos parecen tener una tasa de sobrevivencia más alta que aquellas que tienen metástasis hacia la cubierta de la cavidad abdominal. En el ejemplar de diciembre de 2008 de "The Journal of Gynecologic Oncology", los investigadores reportaron una supervivencia de 5 años sin enfermedad en aproximadamente el 65% de las mujeres con metástasis hacia los nódulos solamente. Las mujeres con metástasis hacia la cavidad abdominal tuvieron una supervivencia sin enfermedad de 5 años del 15 al 20%. Otros investigadores han reportado hallazgos similares.

El efecto del grado del tumor, obesidad, factores reproductivos y genes

Bajo el microscopio, cada cáncer es más o menos semejante al tejido normal del que surge. Los patólogos clasifican aquellos que son menos normales en apariencia como "poco diferenciados". Como se reportó en mayo de 2008 en "The International Journal of Cancer", las mujeres con cáncer poco diferenciado tienen un 25% menos de probabilidades de una supervivencia de diez años que las mujeres con cáncer bien diferenciado. La obesidad a los 18 años era un factor de riesgo para una tasa de muerte más alta, pero el uso de anticonceptivos, la edad de parto, la edad de la primera menstruación y la edad de la menopausia no tuvieron efectos adversos en la supervivencia. El cáncer de ovario no son todos parecidos a nivel genético, y esas diferencias pueden afectar la respuesta a la terapia y la supervivencia. Un ejemplo es el gen que produce una proteína llamada CD70. Una investigación publicada en 2013 en "OncoTargets and Therapy" estableció que la hiperactividad de ese gen ocasionaba en los pacientes una respuesta menor a la droga cisplatino, siendo esta la quimioterapia más efectiva para el cáncer de ovario.

El efecto de la edad y tratamiento

De acuerdo con una investigación publicada por la American Society of Clinical Oncology, las mujeres mayores de 65 años reciben la combinación óptima de cirugía y quimioterapia menos a menudo que las mujeres más jóvenes. La tasa de mortalidad resultante para mujeres mayores es peor, pero puede mejorarse individualizando el tratamiento de acuerdo con el estado de salud de cada mujer y la habilidad de tolerar ese tratamiento.

Tratamiento óptimo del cáncer de ovario en etapa IIIC

De acuerdo con National Comprehensive Cancer Network Guidelines, las mujeres con la enfermedad en etapa IIIC deben someterse a cirugía para remover los ovarios, útero, nódulos linfáticos en la pelvis, nódulos linfáticos alrededor de los vasos sanguíneos principales, todos los implantes cancerosos visibles y la membrana grasa que cubre los intestinos llamada omentum. La cirugía debe combinarse con quimioterapia administrada directamente dentro de la cavidad abdominal y seguir con quimioterapia administrada vía intravenosa por 6 a 8 meses. Como se reportó en 2013 en "PLos One", los pacientes que reciben tratamiento completo tienen una sobrevivencia sin enfermedad de 20 a 24 meses en promedio. Aquellas que reciben quimioterapia sin cirugía están libres de enfermedad y vivas por un promedio de sólo 8 meses.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. c. richard patterson | Traducido por lou merino