Programa de pérdida de peso con entrenadora elíptica

El rol de la entrenadora elíptica en la pérdida de peso es como un quemador de calorías. Para perder peso, debes gastar más calorías a través del metabolismo y actividad que la que tomas a través de la comida y bebida. Trabajar en una entrenadora elíptica es una forma de actividad aeróbica, la cual es la forma más eficiente de quemar calorías.

Bases

Tienes que crear un déficit de 3.500 calorías a través de la dieta y el ejercicio con la finalidad de perder una libra (0.45 kilogramos) de grasa. Dependiendo de la intensidad a la cual te ejercites y tu peso, el trabajo en una máquina elíptica puede quemar hasta 800 calorías por hora. La mayoría de los entrenadoras elípticas están equipadas con velocímetros que te pueden decir que tan rápido vas. También ofrecen niveles de resistencia ajustables digitalmente, de tal forma que tiene una forma de incrementar o reducir la intensidad de tu trabajo. Si estás empezando un régimen de ejercicio, encuentra unos niveles de resistencia y velocidad confortables, y trabaja por un mínimo de 20 minutos tres veces a la semana, con al menos un día de descanso entre cada sesión. Tu meta debe ser trabajar incrementando tu tiempo hasta llegar a las dos horas y 30 minutos por semana, lo que significa 30 minutos por día cinco veces a la semana.

Intervalos

A medida que te acostumbres a tu trabajo diario en la máquina elíptica, incorpora intervalos de trabajo una o dos veces por semana. En un intervalo de trabajo, incrementa la velocidad o la intensidad del trabajo en ráfagas relativamente cortas antes de retornar a tu paso normal. Esto te permite quemar más calorías que las que quemarías en la misma cantidad de tiempo a tu paso normal. Por ejemplo, puedes iniciar en un nivel de resistencia 8 en tu máquina elíptica y ejercitarte a ese paso por 8 minutos. Entonces incrementa el nivel de resistencia al 10 y ejercítate en ese nivel por 2 minutos. En una sesión de trabajo de 40 minutos, por ejemplo, puedes completar este ciclo cuatro veces, dándote un total de ocho minutos de una quema de calorías más rápida que la que hubieras obtenido a través de un paso estable.

Variedad

Aún si la entrenadora elíptica es tu primera fuente de actividad aeróbica, todavía debes incorporar otras formas de ejercicio para mantener el trabajo fresco y darle a tu cuerpo algo nuevo a que ajustarse. Si estás en la entrenadora elíptica porque disfrutas el elemento de bajo impacto que provee, trabaja en una bicicleta estacionaria una vez a la semana. Si no te importa agregar ejercicios de alto impacto, tómate un día a la semana para correr en una caminadora o en tu vecindario.

Plazos

Tu meta debería ser perder entre 1 y 2 libras (0.45 a 0.91 kilogramos) por semana. Si eres principiante podría tomarte unas pocas semanas de trabajo hasta el punto en que puedas quemar las caloría necesarias en la máquina elíptica para lograr esta meta de pérdida de peso. Por ejemplo, para quemar 3.500 caloría en una semana, trabajando 5 veces a la semana, tendrías que quemar 700 calorías por sesión. dependiendo de tu peso inicial y nivel de aptitud, eso podría ser difícil de lograr.

Consideraciones

Cualquier programa de ejercicio para la pérdida de peso va a ser más eficiente y efectivo cuando incorpores un control de calorías a través de la dieta. En vez de tratar de crear un déficit calórico completo solamente a través del ejercicio, puedes reducir las caloría de tu ingesta diaria monitoreando lo que comes. Por ejemplo, si consumes 3.000 calorías por día, reduciéndola a 2.500 y quemando unas 200 adicionales en la máquina elíptica reducirá el tiempo que tienes que pasar trabajando. Pero no te mates de hambre. Come una dieta balanceada de carnes magras, lácteos reducidos en grasa, vegetales, granos enteros, nueces y semillas para proporcionar una nutrición apropiada durante cualquier régimen de pérdida de peso.

Más galerías de fotos



Escrito por tim altork | Traducido por jorge de leon polanco