Programa para perder peso para mujeres embarazadas

Perder peso durante el embarazo requiere preocupaciones y precauciones especiales para la seguridad de la madre y el bebé. Muchas fuentes sobre embarazos como BabyCenter.com, advierten estar en contra de la pérdida de peso intencional durante el embarazo. Si es médicamente necesario, tu médico u obstetra puede hacer recomendaciones específicas de métodos seguros y saludables.

Precaución

Las mujeres generalmente aumentan de peso durante el embarazo debido al peso del feto, la placenta, el crecimiento del útero y las mamas, el líquido amniótico y las reservas adicionales de grasa y proteínas requeridas para nutrir al bebé en crecimiento. El National Women's Health Information Center recomienda que incluso las mujeres obesas deberán aumentar 11 a 20 libras durante el embarazo. Deberás perder peso durante el embarazo sólo por consejo y bajo la supervisión de un médico profesional.

Dieta

Algunas mujeres pierden peso durante el embarazo porque eliminan el alcohol y consumen menos comida chatarra que la que consumían antes de la concepción. La profesora de nutrición de la Cornel University, Kathleen Rasmussen, citada en un artículo de 2009 del New York Times, cree que el embarazo a menudo es una buena oportunidad para que las madres obesas hagan cambios de salud positivos ya que "hacerlo por el bien del bebé" es una motivación fuerte. Sin embargo, las madres en espera tienen que ser conscientes del consumo nutritivo equilibrado y adecuado incluso aunque hayan recibido la instrucción de bajar de peso. BabyCenter.com recomienda utilizar un diario de nutrición de embarazo para asegurarte de que tu dieta cumpla con tus necesidades y las del bebé.

Actividad cardiovascular

Para evitar complicaciones en el embarazo como un parto fuera de término, opta por una actividad cardiovascular de bajo o ningún impacto, como natación, andar en bicicleta, ejercicios aeróbicos de bajo impacto y caminar. Si participabas en actividades de alto impacto antes del embarazo, como trotar o jugar al tenis, busca aprobación médica antes de continuar con estas actividades. Las mujeres embarazadas deberán obtener 2,5 horas por semana de actividad cardiovascular de intensidad moderada, según el sitio web March of Dimes.

Actividades a evitar

Algunas actividades físicas pueden ponerte a ti y a tu bebé en desarrollo en riesgo. Aunque no es una opción de ejercicio particularmente común, el buceo está especialmente contraindicado. Esta actividad puede introducir burbujas de gas en el suministro de sangre fetal, creando numerosos problemas de salud para tu bebé. Otras actividades no seguras incluyen cualquier deporte que corra riesgos de golpes en el abdomen, como fútbol o kickboxing. Las actividades que pueden resultar en caídas, como cabalgar o esquiar también son peligrosas. Los entrenamientos de alto impacto como saltar a la soga, aumentan tus riesgos de lesiones en las articulaciones.

Más galerías de fotos



Escrito por layne wood | Traducido por aldana avale