Programa de lactancia para prematuros

Tener un bebé prematuro es estresante, especialmente si tienes que dejar a tu pequeño en el hospital después de haber sido dada de alta. La lactancia materna es una de las mejores maneras de proporcionar a tu bebé prematuro la nutrición y la protección que necesita para crecer, desarrollarse y mantenerse sano. Sin embargo, la lactancia para él puede diferir un poco de la lactancia materna para un bebé nacido a término, pero la creación de un programa te ayudará a asegurar que reciba suficiente alimento.

Con qué frecuencia

Al principio, el bebé prematuro puede desear alimentarse cada dos horas, aunque podría no tomar mucha leche de una sola vez. La alimentación a pedido ayuda a satisfacer su hambre y mantiene el crecimiento y desarrollo a buen ritmo. Mientras va creciendo, puedes trabajar hacia la alimentación programada a medida que aprendes a predecir el momento en que va a tener hambre. No tienes que atenerte a un régimen estricto, sin embargo, ya que la cantidad de hambre de tu bebé prematuro podría aumentar y disminuir en diferentes fases.

Cuánto tiempo

Puede preocuparte que tu bebé prematuro no esté comiendo lo suficiente, sobre todo si sólo lo amamantas durante unos minutos por vez. Deja que tu bebé se alimente hasta que esté listo para dejar. No limites su ingesta de leche o lo detengas después de un período de tiempo determinado. En general, si está aumentando de peso y tiene entre seis y ocho pañales mojados durante el día, lo más probable es que esté obteniendo suficiente leche materna, de acuerdo con MayoClinic.com. Si estás preocupada, habla con el pediatra acerca de los suplementos que pueden ayudarlo a mantenerse en la línea.

Bombeo

Muchos bebés prematuros se cansan fácilmente y no se alimentan el tiempo suficiente para vaciar completamente tus pechos. BabyCenter.com recomienda el uso de un sacaleches hospitalario para vaciarlos una vez que tu bebé prematuro termina de comer. Esto estimula la producción de leche y asegura que produzcas lo suficiente para alimentar a tu hijo a medida que aumenta su apetito. Esta también es una manera ideal de alimentar con biberón de leche materna a tu bebé prematuro si su desarrollo no avanzó lo suficiente como para permitir que se prenda correctamente o tiene que ser alimentado por los cuidadores mientras permanece en el hospital.

Consideraciones

Evitar que un bebé prematuro llore es una recomendación común, ya que tu pequeño necesita toda su energía para crecer. Para evitar que llore cuando tiene hambre, aprende a anticipar cuándo querrá comer y así podrá conservar su energía. La alimentación a pedido es importante, pero si tu bebé prematuro no ha comido durante cerca de tres horas, es una buena idea ver si puedes hacer que se alimente. Prueba desnudar a tu bebé para ayudarlo a despertar y buscar comodidad, lo que puede hacer que esté lo suficientemente alerta para querer comer.

Más galerías de fotos



Escrito por eliza martinez | Traducido por mar bradshaw