Productos para el cuidado del cabello para niños afroamericanos

Puesto que el cabello posee todo tipo de texturas, grosores y colores, no puede ser tratado de la misma forma en todos los ámbitos. El cabello afroamericano es más grueso y rizado que otros tipos de pelo, y contiene menos agua y se rompe más fácilmente. Tomar tiempo y cuidado extra en la selección de los productos y procedimientos de cuidado del cabello adecuados para el cabello de tu hijo será reconocido con menos alboroto, quejas y llantos.

Técnica de cepillado y peinado

Cepillar y peinar el cabello de tu hijo debe ser abordado con cuidado para evitar el dolor y la frustración. Moja el cabello con una botella con rociador para hacer el proceso de cepillado o de peinado más fácil. Utiliza un peine de cola de rata para separar el cabello en secciones y mantén los mechones en su lugar separados con pinzas para el cabello. Utiliza un peine dentado ancho para alisar el pelo y evitar enredos. Un elemento con punta se puede utilizar para desenredar el cabello. Si quieres cepillar el pelo, opta por un cepillo suave a mediano de cerdas de jabalí, ya que estos son más suaves en comparación con los cepillos de cerdas sintéticas.

Ritual de limpieza

El cabello afroamericano tiende a secarse y romperse más fácilmente que otros tipos de cabello. Por esta razón, lava el cabello de tu hijo con menos frecuencia para retener la humedad tan necesaria. Utiliza un champú con un nivel de pH de 5 a 6,5 ​​y solo lava el cabello una o dos veces por semana. Moja bien el cabello, divídelo en secciones usando pinzas para el cabello y vierte el champú desde el cuero cabelludo hacia las puntas. Masajea el champú el pelo en un movimiento hacia atrás y hacia adelante suavemente con los dedos, en lugar de enredar el cabello haciendo girar el champú en círculos. Enjuaga bien. Usa un champú clarificante una vez cada cuatro a seis semanas para eliminar la acumulación en el cabello. Evita los champús con alcohol y lauril o sulfato laureth, que pueden despojar el pelo de sus aceites naturales de su hijo y que se seque.

Acondicionamiento

Este tipo particular de cabello necesita humedad extra por lo que siempre debes acompañar el lavado con un acondicionador y aplicar un producto hidratante los días que no usas champú. Después del lavado, trabaja en secciones para la aplicación del acondicionador desde el cuero cabelludo y hacia los extremos. Cubre el cabello con un gorro de ducha y deja actuar durante unos 15 minutos antes de enjuagar bien y exprimir el exceso de agua. Usa un secador de pelo para alisar el cabello y hacer el peinado más fácil para tú y tu hijo. La aplicación de un aceite natural suave, como jojoba, coco, oliva, lavanda, salvia o almendras dulces en el cuero cabelludo y el cabello, mientras el pelo está seco, lo mantendrá brillante, hidratado y menos rizado.

Accesorios

No puedes olvidar los accesorios para el cabello de tu hijo. Compra una puñado de bandas de goma, preferiblemente el tipo cubierto de tela o que no se enrede. Si estás teniendo problemas para quitar una banda de goma que ya está puesta, córtala con tijeras pequeñas en lugar de tratar de arrancarla o dar un tirón hacia fuera. Los broches, horquillas y pinzas para el cabello son una necesidad si tienes una niña pequeña. Las bufandas y gorros funcionan bien en los inevitables días de cabello rebelde.

Más galerías de fotos



Escrito por susan revermann | Traducido por mar bradshaw