¿Por qué se produce tos después de comer?

Tu aparato digestivo y los pulmones pasan a través de tu garganta. Como resultado, comer puede irritar partes del tracto respiratorio, causando tos después de comer. La tos después de comer puede ser causada por alergias a los alimentos u otros trastornos. Si toses constantemente después de comer, habla con tu médico para ver si hay un problema subyacente que cause los síntomas.

Alergias a los alimentos

Las alergias alimentarias afectan a un 6% de los bebés, lo señaló un artículo de febrero de 2003 en el "Diario de Alergia e Inmunología Clínica". Aunque muchas personas crecen fuera de sus alergias a los alimentos durante la infancia, aproximadamente el 2% de los adultos estadounidenses tienen alergias a los alimentos que persisten. Las alergias alimentarias más comunes son las nueces, la leche de vaca, huevos y soja. Aunque estas alergias pueden causar diferentes reacciones en diferentes personas, el síndrome de la alergia oral puede causar hinchazón de los labios y la cara, así como una irritación y tirantez de la garganta, que puede conducir a la tos. Los desencadenantes comunes del síndrome de alergia oral son las manzanas, duraznos, aguacates, cítricos, bayas y el apio.

Reflujo ácido

La enfermedad por reflujo gastroesofágico causa a veces la tos después de comer. GERD (por sus siglas en inglés) es el resultado del ácido en el estómago y los alimentos parcialmente digeridos que escapan del estómago y viajan hacia el esófago. Debido a que este ácido irrita la garganta, puede conducir a la tos. Otros síntomas de ERGE incluyen la acidez, un sabor amargo en la boca e indigestión.

Disfagia

Los problemas con la deglución, también llamados disfagia, pueden causar tos después de comer. La disfagia puede ocurrir después de que alguien tiene un accidente cerebrovascular o una cirugía en el cuello. La disfagia también puede ser causada por enfermedades de reflujo ácido, o neurológicas tales como la enfermedad de Parkinson, la esclerosis múltiple, y la enfermedad de Lou Gehrig. Con la disfagia, se torna difícil tragar, lo que puede conducir a que los alimentos y otros contenidos del estómago entren en los pulmones en pequeñas o grandes cantidades. Las pequeñas cantidades irritan las vías respiratorias y suelen causar tos frecuente, que puede empeorar después de comer. La entrada de grandes cantidades de contenido del estómago en los pulmones causa una enfermedad grave conocida como neumonía por aspiración, que puede ser fatal.

Evaluación

Si tienes tos persistente después de comer, habla con tu médico. Eliminar los alimentos de tu dieta que te producen tos puede ayudar a identificar una alergia alimentaria subyacente. Un estudio de rayos x especializado, conocido como un trago de bario, puede ayudar a diagnosticar la causa de la disfagia. Tu médico también puede recetar medicamentos o pruebas, para diagnosticar ERGE si sospechas que es la causa de la tos.

Más galerías de fotos



Escrito por adam cloe | Traducido por martín giovana