El proceso de la cetosis

La cetosis es una forma de acidosis, una alteración en el equilibrio del pH de tu cuerpo, que resulta de la presencia de cuerpos cetónicos excesivos en la sangre. Las cetonas o cuerpos cetónicos, son un subproducto del metabolismo de las grasas. Ellos se liberan cuando la grasa se descompone para producir energía. La cetosis es una condición que es común durante el hambre y los ataques agudos de diabetes. La presencia de grandes cantidades de cuerpos cetónicos en la sangre puede conducir a una condición llamada cetoacidosis, la cual puede resultar en efectos secundarios adversos.

Metabolismo

La cetosis resulta de la acumulación de cuerpos cetónicos, que son un subproducto del metabolismo de las grasas. Cuando el azúcar en la sangre no está disponible en tu cuerpo para ser usado como energía, tu cuerpo va a empezar a disolver las grasas en su lugar. Cuando la grasa se descompone en glucosa se utiliza para producir energía, produciendo cuerpos cetónicos como consecuencia de ello, y circulan por el torrente sanguíneo, causando un estado de cetosis. Los cuerpos cetónicos se producen en el hígado, y pueden ser reutilizados para otros procesos metabólicos implicados en la producción de energía, o excretados del cuerpo a través de la orina.

La cetoacidosis


Los cuerpos cetónicos tienen una carga iónica positiva, por lo que son muy ácidos.

Los cuerpos cetónicos tienen una carga iónica positiva, por lo que son muy ácidos. Tu cuerpo normalmente mantiene el equilibrio ácido-base en el torrente sanguíneo mediante el almacenamiento de bicarbonato y variando las cantidades de CO2 en el torrente sanguíneo a través de la respiración. Sin embargo, cuando demasiados cuerpos cetónicos están presentes en el torrente sanguíneo, tu cuerpo no será capaz de equilibrar los ácidos y las bases, haciendo que tu sangre se torne ligeramente ácida, una condición conocida como cetoacidosis. La cetoacidosis puede poner exceso de estrés en el hígado y los riñones, lo que aumenta el riesgo de cálculos renales e insuficiencia sistema renal.

Nutrición

Si tu dieta se compone de altas cantidades de proteínas y grasas, con poca cantidad de hidratos de carbono, tu cuerpo es más probable que entre en un estado de cetosis. En las etapas iniciales de la cetosis, tus niveles de azúcar en sangre se mantienen a través de la gluconeogénesis, o la descomposición de las proteínas para obtener energía. Con el tiempo, tu cuerpo ya no será capaz de romper la proteína suficiente para formar la glucosa, por lo que tu cuerpo comenzará a romper las grasas en lugar, causando la acumulación de cuerpos cetónicos. Aunque es muy controvertido, algunas dietas cetogénicas y bajas en carbohidratos inducen deliberadamente un estado de cetosis para aumentar el potencial de quema de grasa de tu cuerpo.

La identificación de la cetosis


Si estás en un estado de cetosis o no puedes ser identificado a través de el uso de una tira de prueba de venta libre llamada keto-stick.

Si estás en un estado de cetosis o no puedes ser identificado a través de el uso de una tira de prueba de venta libre llamada keto-stick. Las keto-sticks tienen una pequeña almohadilla en el extremo que se sumerge en una nueva muestra de tu orina. En cuestión de minutos, la tira de prueba se convertirá en uno de los varios colores, lo que indica la cantidad de cuerpos cetónicos en la orina. Cuando te encuentras en un estado de cetosis, el cuerpo puede desprender un olor característico que es causado por la liberación de acetona por los pulmones y, a menudo se describe como un olor a frutas en el aliento.

Más galerías de fotos



Escrito por joe king, m.s. | Traducido por luciano ariel castro