Procedimientos de irrigación y desbridamiento

Escrito por China Zmuida
Los procedimientos de irrigación y desbridamiento son un aspecto del cuidado de las heridas.

Los procedimientos de irrigación y desbridamiento son un aspecto del cuidado de las heridas. La irrigación es un método preventivo para ayudar a evitar el desarrollo de infecciones. El desbridamiento se lleva a cabo para eliminar el tejido muerto o no saludable con el fin de promover la cicatrización de una herida. La irrigación se realiza a menudo antes de un procedimiento de desbridamiento para ayudar a promover la eficacia de la eliminación de la piel y el tejido muerto.

Irrigación

Usa equipo de seguridad adecuado al practicar la irrigación.

La irrigación elimina los desechos fuera de la herida mediante el uso de instrumentos con fluidos a presión. Para limpiar eficazmente una herida, la presión del fluido debe ser de no más de 8 a 12 libras por pulgada cuadrada (3 a 5 kg por 6 cm cuadrados). Si la presión es superior a 15 psi, la bacteria puede ser empujada más hacia adentro de la herida de un paciente. La irrigación de las heridas debe llevarse a cabo en un entorno higiénico. Lávate las manos antes de los procedimientos de irrigación. Usa guantes, una bata y una mascarilla para evitar la pulverización de líquidos de irrigación y suciedad hacia ti.

Técnica de irrigación

Puedes usar una jeringa de 30 a 35 ml.

De acuerdo con la American Pediatric y la Surgical Nurses Association, utilizar solución salina como agente de limpieza eficaz para tratar heridas es aceptable. Antes de irrigar la herida, esta se limpia suavemente con solución salina. Limpia la herida desde el centro de la zona afectada, moviéndote hacia el exterior de la herida. No utilices limpiadores de piel (jabones) o antisépticos, ya que esto puede matar a las células. Usa una jeringa de 30 a 35 ml o un frasco con solución salina estéril. Aplica una presión constante en la jeringa o envase exprimible y seca cualquier exceso de drenaje con una gasa estéril.

Desbridamiento

Se pueden usar fórceps, escalpelos o pinzas para el desbridamiento.

El desbridamiento debe llevarse a cabo una vez que el tejido se vuelve negro o amarillento, correoso y cuando la piel se desprende fácilmente. La Clínica Mayo reconoce que el uso de desbridamiento quirúrgico es uno de los métodos más rápidos para la curación de una herida. Sin embargo, este método puede ser doloroso para el paciente. Fórceps y pinzas también se pueden usar para ayudar a eliminar el tejido y la piel muertos. Se debe administrar anestesia general antes del procedimiento para ayudar a minimizar las molestias para el paciente.

Tipos de desbridamiento

Las larvas de la mosca de la botella verde pueden ayudar con el desbridamiento.

Hay varios tipos de procedimientos de desbridamiento. El desbridamiento quirúrgico se puede hacer si un paciente sufre de una inflamación en la herida. El desbridamiento mecánico puede iniciar la curación mediante la irrigación de la herida o la aplicación de un apósito húmedo. Un apósito húmedo se seca durante la noche, se vuelve a humedecer y luego se retira. El vendaje aleja la suciedad de la herida. El desbridamiento autolítico es un tipo de apósito que retiene los fluidos dentro del cuerpo del paciente para ayudar a limpiar la herida. El desbridamiento biológico utiliza las larvas de Lucilia sericata, o la mosca verde, para digerir el tejido necrótico.

Complicaciones con el desbridamiento

Si bien las complicaciones con el desbridamiento son raras, ocurren. Este a veces puede resultar en retraso de la cicatrización, infección, pérdida de tejido sano con desbridamiento mecánico y sangrado de la zona de la herida. Después de un procedimiento de desbridamiento, es importante evaluar la herida del paciente para ver si hay hinchazón, enrojecimiento, supuración, sangrado excesivo, un cambio en la coloración de la herida (a blanco, azul o negro) y aumento en los niveles de dolor, sobre todo si los medicamentos para el dolor no funcionan o alivian el dolor pobremente.