Problemas de seguridad con saltadores para bebés

La seguridad es la primera consideración en la mente de todos los padres cuando se trata de su bebé. A medida que tu bebé se vuelve más móvil, puede ser difícil encontrar una manera segura de contenerla y aún hacerla feliz. Muchos padres utilizan los saltadores para niños para hacer ejercicio y mantener a su pequeño en un solo lugar. Antes de utilizar un puente de bebé, es importante conocer los hechos acerca de los diferentes tipos.

Saltadores para marcos de puertas

Hay varias marcas de saltadores que se adhieren a la parte superior de un marco de puerta con una abrazadera. El saltador se cuelga por un gran muelle en la puerta abierta. El niño se sienta en un asiento colgante suave por debajo del resorte y puede saltar al su gusto. Muchos fabricantes todavía producen y venden este tipo de saltadores. Sin embargo, ConsumerReports.org desalienta a los padres de su uso. El bebé puede girar hacia atrás y adelante, y en realidad puede golpear el marco de la puerta. Incluso en los modelos en los que el resorte está cubierto de tela, los bebés todavía pueden pillarse los dedos en las espirales del resorte. Además, si los niños mayores usan el juguete, pueden romper el saltador, el marco de la puerta o ambos, causando daño a sí mismos y tu hogar.

Saltadores estacionarios

Al igual que los caminantes antiguos, estos juguetes (a veces llamado exersaucers) disponen de un asiento colgante montado sobre resortes ocultos en el interior de las piernas del juguete. Sin embargo, la unidad es estacionaria. El bebé puede saltar arriba y abajo o girar para llegar a varios juguetes en la bandeja que rodea el asiento. Este modelo es mucho más seguro que el saltador de marco de puerta. Debido a que el saltador está parado, los bebés no están en riesgo de caerse por las escaleras o columpiarse contra las paredes. Los muelles están completamente cubiertos en el interior de las piernas y no representan una amenaza.

Los beneficios de los saltadores

La principal ventaja de utilizar un saltador es que el dispositivo mantiene a tu bebé seguro y ocupado. Los saltadores fijos tanto como los de marco de puerta mantienen al bebé en un lugar. Muchos modelos estacionarios tienen bandejas con una amplia gama de juguetes unidos. Estos pueden mantener a tu pequeño ocupado y dedicado en su exploración de colores y formas. Mover cuentas y jugar con los juguetes también ayuda a mejorar sus habilidades de motricidad fina. El movimiento de salto puede ayudar a desarrollar sus músculos de la pantorrilla. Sin embargo, la posición del asiento colgante evita que tu bebé utilice sus músculos centrales, así que los saltadores realmente no preparan a los niños para caminar.

¿Qué tan seguro?

Muchos padres utilizan saltadores como un lugar seguro para que el bebé juegue mientras hacen las tareas, como ducharse o lavar los platos. Esto a menudo deja al bebé sin supervisión, y eso nunca es una buena idea. En cambio, juega con el bebé en el saltador sólo bajo estricta supervisión. Limita el uso del saltador a 30 minutos o menos por día. Pasa el resto del tiempo ayudando a tu bebé sentarse, rodar, gatear y caminar bajo tu atenta mirada.

Más galerías de fotos



Escrito por shellie braeuner | Traducido por adrian tobon